40 años de la primera actuación de los Rolling Stones en Barcelona

01.06.2016 09:45

 

Foto de https://s-media-cache-ak0.pinimg.com

 

11 de junio de 1976, una fecha para la historia del R & R. En unos días se cumplirán 40 años del primer concierto de los Rolling Stones en la Península Ibérica ―España, Portugal, Catalunya, Galicia, Euskadi, Andorra y Gibraltar―.

Para entrar en ambiente os sugiero que pongáis, antes de seguir leyendo, por ejemplo “Melody”.

Descubrí a los Rolling Stones en el verano en que cumplí los 14 años. Los temas de su album Aftermath acompañaron mi entrada en la adolescencia. Sus siguientes elepés no me interesaron tanto, hasta que diez años más tarde publicaron Black & Blue y volvieron a engancharme. Si tuviera que escoger el LP más redondo de la banda, sin duda elegiría este. Fue la primera grabación de los Stones con la formación que más ha durado en el tiempo: Mick Jager, Keith Richard, Charlie Watts, Bill Wayman y Ron Wood.

Foto de https://garyrocks.files.wordpress.com

 

Con ocasión del lanzamiento de este trabajo, organizaron la Tour of Europe’76 que, entre otras ciudades europeas, les llevaría a Barcelona. Tanto en la grabación del disco como en la gira, contaron con Billy Preston (piano y teclados) y Ollie Brown (percusión).

Casualmente el que firma esta crónica trabajaba en la empresa que trajo a sus Satánicas Majestades a la capital de Catalunya. Después de tantos años, estos son los recuerdos que conservo:

Desde su fundación en 1973, Gay & Company, con Gay Mercader al frente, andaba detrás de los Stones para organizar un concierto en España. Seis meses después de la muerte del dictador, parecía llegado el momento. Nuestro director consiguió hacerse con una fecha de la gira europea de la banda.

Inicialmente se pensaba realizar el concierto en un auditorio al aire libre que se iba a construir expresamente en el municipio de Cambrils,Tarragona.

Foto de http://www.lainercia.com

 

Se alquiló el terreno, se trazaron los planos y se solicitaron permisos, pero el colectivo de agricultores del municipio se opuso frontalmente. Se propagaron bulos de todo tipo que consiguieron que el vecindario asociase a los Rolling Stones únicamente con el alcohol, las drogas, el sexo y la delincuencia.

No pudiéndose hacer en Cambrils, se localizó un terreno idóneo en la Roca del Vallés que el propietario estaba dispuesto a alquilar a un precio razonable. El alcalde estaba a favor del proyecto, pero como tenía intención de presentarse en las elecciones municipales que tarde o temprano acabarían celebrándose, no quería enemistarse con el vecindario y condicionó el permiso a que la mayoría de los habitantes del municipio no se opusiera al proyecto.

Se levantaron nuevos planos y se firmó un acuerdo previo con la empresa constructora de los muros prefabricados. El terreno era ideal pues prácticamente no había que efectuar movimiento de tierras para disponer de una magnífica grada natural para 30.000 personas. Hubiéramos podido montar el auditorio y los servicios anexos en 30 días, pero tampoco pudo ser. Esta vez, a causa del nombre comercial de la empresa ―Gay & Company―, el bulo que se propaló rápidamente entre los vecinos era que se iban a organizar encuentros masivos de homosexuales de todo el mundo… La Roca del Vallés es un municipio con muchos núcleos de población separados entre si. Luis Rubira y el que suscribe realizamos charlas explicativas en todas estas pedanías con resultados diversos y dispares, tanto en el número de asistentes como en la efectividad de tales conferencias. En todo caso el alcalde consideró que era más prudente no conceder el permiso.

El siguiente destino del concierto fue la plaza de toros Las Arenas de Barcelona, con un aforo máximo para conciertos cercano a las 15.000 localidades.

Foto de http://estaticos.metropoli.com

 

A última hora, por problemas en el acceso del material a la plaza y por la posibilidad de que la venta de las localidades se incrementara notablemente el mismo día del concierto, nos mudamos a a La Monumental, otra coso taurino del mismo propietario.

Foto de http://www.betahaus.es

 

Desde hacía poco trabajaba en la realización de los conciertos que Gay & Company hacía en toda España. Luis y yo formábamos un tandem que, en esta ocasión, se encargó de la producción in situ ―escenario y anexos (torres de mezclas y cañones, vallas de contención, etc.), camerinos y anexos (cierres, vallados, catering, etc.), electricidad y personal auxiliar―. En esos tiempos no había, como ahora, empresas de escenarios, camerinos, comunicaciones, trabajadores temporales, etc. En aquellos años, montar un concierto era un trabajo casi de artesanía.

El tamaño del recinto y del espectáculo nos planteó nuevos retos que con esfuerzo y habilidad pudimos enfrentar.

No estoy seguro de cuantos días antes empezamos a montar, creo que fueron tres.

Encargamos la base del escenario y alas de sonido a la empresa de andamiajes para obras públicas Cati-Kern. Una vez montadas y niveladas las estructuras, nosotros colocamos tablones ―de canto― y sobre ellos dos capas de planchas de madera de 8 x 4 piés (1,22 x 2,44 metros) cruzadas y clavadas a los tablones. Utilizamos todas las planchas de un escenario pequeño que teníamos, pero hubo que comprar todos los tablones y parte de las planchas, ya que nadie las alquilaba por aquel entonces.

Inicio de un montaje en La Monumental -2015-

Foto de http://estaticos.elperiodico.com

 

Para las vallas frontales del escenario y las alas, un herrero nos construyó unas estructuras metálicas ligeras y desmontables que diseñamos, sobre las que fijamos planchas de madera iguales a las del escenario. Una vez montadas y pintadas de negro, quedaron de lujo y resultaron muy efectivas.

Tuvimos que efectuar muchos cerramientos para impedir el paso y la visión en toda la zona de backstage.

Los camerinos, la sala de ensayos y la sala de visitas nos dieron muchísimo trabajo. Transformar establos y toriles en espacios funcionales y agradables… ¡Casi nada!

A las ocho de la mañana del día del concierto, llegaron los cinco grandes camiones con el material escénico, las luces, el sonido y el backline de los actuantes. ¡Otro record! Hasta entonces lo máximo que habíamos visto en Barcelona eran tres tráilers y lo habitual era que fueran uno o dos. Las operaciones de descarga y montaje duraron hasta pasadas las cinco de la tarde. Había flight cases vacias por todos lados. Recuerdo que fue especialmente duro subir los grandes cañones de seguimiento hasta la andanada superior.

Foto de https://cdn.careersinmusic.com

 

Después de tres días trabajando a tope y durmiendo poquísimo, estaba verdaderamente cansado. Como el grueso de mi trabajo estaba terminado, me tumbé sobre unas lonas al lado de una de las alas de sonido para reposar un poco. Me despertó Luis terminadas las pruebas de sonido, a pesar de que según dijo, los bafles atronaron a pocos metros de mis oidos...

Aunque de teloneros estaban anunciados Robin Trower y The Meters, a última hora no pudieron acudir los primeros y se contrató a John Miles, que por esas fechas tenía un tema que sonaba mucho en las radios: “Music".

Foto de http://streamd.hitparade.ch

 

Al no haberse podido hacer el concierto en un auditorio de más capacidad, hubo que incrementar el precio de la entrada que, para esos años, resultó muy cara. Más del doble del precio habitual ―tres semanas antes, el concierto de Jethro Tull en Badalona costaba 400 pesetas―.

Fotos de http://www.todocoleccion.net

 

Si restamos las localidades perdidas en el sector ciego trasero (± 90º) y sumamos el incremento del aforo por el uso de la parte libre del ruedo, deducida la superficie ocupada por escenario, alas de sonido y vallado frontal, el aforo resultante es de casi 18.000 localidades. No sé con exactitud el número de entradas que se vendieron, pero el mismo Gay Mercader afirma en una entrevista que se vendieron once mil localidades. Desde luego la plaza no estaba llena, pero presentaba un buen aspecto. Estimo que contando invitaciones, pases y favores, habría más de 12.000 personas.

Con retraso, abrió el programa la banda de Nueva Orleans de groove funk “The Meters”, que era completamente desconocida en España, pero bastante famosa en los paises anglosajones. Tocaron algo más de 50 minutos e hicieron bailar a parte del público del ruedo.

Mientras tanto, debido al elevado precio de las entradas, alrededor del coso taurino se congregó un gran número de personas con la esperanza de, por lo menos, oír el concierto.

Un poco antes de que los Meters terminaran su última canción, el ingeniero de luces me dijo que estuviera preparado para encender los focos que iluminan el ruedo. Mediante el walkie-talkie pregunté a David, el electricista situado en la sala de conmutadores: Què em sents David? (¿qué me oyes David?), pero él entendió: Què encens David? (¿qué enciendes David?) y naturalmente encendió. Por fortuna los focos eran de gas y tardaban bastante en encenderse totalmente, con lo que apenas se notó la pifia y nos sirvió para calcular el tiempo real de encendido.

Mientras en el escenario se efectuaba el cambio de backline, en el ruedo y en las gradas el público acudía a los bares y sevicios a comprar bebidas o a evacuarlas. En el exterior la policía, nerviosa por la cantidad de personal que se había reunido, cargó con porras, balas de goma y botes de humo para dispersar a la concurrencia.

Foto de http://3.bp.blogspot.com

 

Desde la parte alta de la plaza algunas personas increparon a los grises antidisturbios y hasta puede que les lanzaran algún objeto. La fuerza pública respondió lanzando parabólicamente granadas de humo (me parece que fueron dos) al interior de la plaza. Estas cayeron sobre la parte alta del tendido causando la estampida del publico de la zona. Afortunadamente el incidente sólo se saldó con sustos, algunos rasguños en unas pocas personas y la rotura de casi 150 sillas.

John Miles y su banda tocaron unos 40 minutos. Su música, a ratos excesivamente dulzona, por contraste, preparó la esperada actuación de las estrellas británicas.

Tras un rápido intermedio, pasada la medianoche, se apagaron las luces y bajo los acordes del pasodoble “El gato montés” y los aplausos de la concurrencia aparecieron los 7 magníficos en el gigantesco escenario: Mick, Keith, Charlie, Bill y Ron + Billy y Ollie.

Sin demora, los tan largamente esperados Rolling Stones, arrancaron con Honky Tonk Women. Al terminar la pieza y los aplausos, Mick Jagger dijo algunas cosas en catalán que no se entendieron bien, pero que la audiencia aplaudió a rabiar. Siguieron con If You Can't Rock Me y Get Off of My Cloud.

Foto de www.cultura.elpais.com

 

Al terminar esta última pieza, bajé a reunirme con mi compañero Luis y ambos nos fuimos a dar una vuelta por la zona del público.

Las plazas de toros son recintos magníficos para el público. La visibilidad es excelente desde cualquier lugar, nunca se estará muy lejos del escenario y la acústica es excelente (siempre que haya más de media entrada). El único inconveniente es el polvo que puedan levantar los ocupantes del ruedo, pero regando adecuadamente el albero se minimiza el problema.

Las cervezas se habían terminado y nos vimos ¿obligados? a tomarnos sendos gintonics. El camarero nos dijo que las preferencias del público eran completamente diferentes a las habituales de las corridas de toros. Parece ser que al final del concierto, los bares agotaron todas las bebidas excepto el brandy.

Mientras, el concierto proseguía con Hand of Fate y Hey Negrita. A esas alturas la mayoría del coso era una fiesta.

Siguieron sin apenas intérvalo Ain't Too Proud to Beg, Fool to Cry, Hot Stuff, Star Star y Cherry Oh Baby.

Angie y You Gotta Move conmovieron también a los contados escépticos que había entre el público.

Con los dos temas que siguieron: You Can't Always Get What You Want y Happy hubo una comunión muy profunda entre el público, Jagger y los restantes músicos. Creo que fue en uno de estos últimos temas cuando Mick lazó algunos cubos de agua sobre los más cercanos y acalorados incondicionales.

Foto de http://cultura.elpais.com

 

Continuaron con Tumbling Dice, después Nothing From Nothing y Outa Space con protagonismo de Billy Preston.

Foto de http://nitope.blogspot.mx

 

Siguió Midnight Rambler e It's Only Rock 'N' Roll.

Cuando comenzaron Brown Sugar volví a mi puesto junto a su director escénico, ya que con ese tema terminaba el concierto y había que encender las luces que, esta vez, teniendo en cuenta el retardo, se encendieron en el momento oportuno.

Foto de http://media-cache-ak0.pinimg.com

 

Los bises Jumpin' Jack Flash y Street Fighting Man cerraron el concierto de hora y media larga que para algunos resultó una experiencia mística y para la mayoría un sensacional espectáculo por el que había valido la pena pagar las novecientas del ala.

La Santa Espina ―sardana prohibida durante la dictadura franquista― acompañó la salida del satisfecho público.

Más o menos media hora más tarde apareció súbitamente en el escenario el mismísimo Mick Jagger, quien tuvo el detalle de dar las gracias y estrechar la mano a cuantos nos encontrábamos allí iniciando el desmontaje.

Jim, el ingeniero de iluminación y director escénico de los Stones me regaló 20 camisetas de la anterior gira para repartir entre nuestros currantes, pero en un descuido, algún desalmado me las robo y nos quedamos sin premio.

Este concierto fue percibido por muchos como el comienzo de una época más libre y creativa. Para la empresa, a pesar de la pérdida de entre dos y tres millones de pesetas (de 12.000 a 18.000 €), significó el ingreso en la élite europea de promotores de conciertos de R & R. Para mi fue una estupenda experiencia y el comienzo de una fructífera década en el mundo de las grandes producciones de R & R.

Diecinueve días más tarde, Arias Navarro era obligado a dimitir y se nombraba nuevo Presidente del Gobierno a Adolfo Suarez: La transición había comenzado en España.

 

Román Sánchez Morata - 01-06-2016

 

Vídeo llegada al coso y arranque concierto

Brown Sugar en París 5 días antes

Vídeo del ambiente en el exterior, antes de abrir puertas

 

Fuentes:

Archivos propios

http://nitope.blogspot.mx

http://sentaditoenlaescalera.blogspot.mx

http://www.lavanguardia.com

http://elpais.com

http://eltranvia48.blogspot.mx

http://www.metropoli.com

http://www.lainercia.com

https://es.wikipedia.org