Compases magnéticos en altas latitudes. Escrito por John M. MacFarlane en 2011.

13.07.2012 12:04

 

    El Polo Norte es "la cima del mundo" geográfico, 90 grados de latitud norte, el punto donde todos los meridianos de longitud se unen. El punto más septentrional del globo en el que todos los rumbos son sur. Es el extremo norte del eje de la tierra. La región donde hay seis meses de luz y seis meses de oscuridad. Igual que “el paso del noroeste”, el descubrimiento del Polo Norte se convirtió en una búsqueda con connotaciones casi religiosas.
   Umberto Nobile, Roald Amundsen, Lincoln Ellsworth y otras 13 personas a bordo del dirigible "Norge" alcanzaron por primera vez el Polo Norte el 11 de mayo de 1926.
Foto de https://kurioso.files.wordpress.com
 
 
 
    El Polo Norte Magnético está localizado entre Groenlandia y las islas del archipiélago ártico canadiense. El Polo mismo se mueve diaria y constantemente. Esto causa un error constante en el uso de las cartas y otros métodos de navegación que dependen de las demoras del compás. Este fenómeno fue descubierto por James Clark Ross en 1831. 
   
Foto de https://upload.wikimedia.org
 
    Los observadores saben que están en el Polo Norte Magnético cuando la aguja imantada apunta verticalmente hacia tierra. La inclinación magnética será de 90 grados en el lugar donde una aguja suspendida, capaz de señalar en cualquier dirección, señale directamente hacia abajo. 
   Desde entonces la posición ha derivado más de 700 kilómetros. Se cree que la deriva es el resultado de fluctuaciones en el corazón del campo electromagnético terrestre. El polo también "oscila", moviéndose diariamente alrededor de un trazo cerrado de forma aproximadamente elíptica que puede llegar hasta los 100 kilómetros. Se cree que esto es debido al efecto  electromagnético de corrientes eléctricas en la atmósfera superior causadas por partículas electrificadas que fluyen desde el sol. Hay varias áreas anómalas en el norte que se comportan como “polos magnéticos secundarios”. 
    Las tormentas magnéticas son las perturbaciones temporales de la esfera magnética terrestre que, en las regiones boreales, pueden causar comportamientos erráticos de los compases magnéticos. Los sistemas de navegación por satélite, como el GPS, sólo se ven afectados, cuando la actividad solar interrumpe la propagación de la señal. El magnetismo terrestre se basa en las corrientes eléctricas producidas por el movimiento del corazón fundido de la tierra. El campo magnético es similar a la forma de un fleje ligeramente móvil en rotación de 15 grados. Los dos polos no son exactamente antípodas.  Es como si el eje del imán de la tierra estuviera ligeramente doblado. La línea que los une omite el centro exacto de la tierra, la razón es desconocida.
Ilustración de http://isndf.com.ar/
 
    El compás magnético no es fiable en altas altitudes. Este sólo indicará el norte verdadero cuando el observador esté en la línea que une el polo norte geográfico y el polo norte magnético. Según nos acerquemos al polo norte magnético, la aguja del compás comenzará a inclinarse hasta que la  fuerza horizontal sea demasiado débil para superar la fricción de los rodamientos del compás y la aguja se vuelva lentísima. Dentro de los 20 grados del polo magnético la fuerza de directiva es tan débil que la aguja no se orienta.
    Hasta el desarrollo de GPS, los navegantes en el Ártico utilizaban únicamente la aguja giroscópica o sistemas inerciales. 
 
 
   Fuentes: 
    http://www.nauticapedia.ca 
    http://es.wikipedia.org
    http://mgmdenia.wordpress.com  
  
Traducción del inglés: Román Sánchez