El arte de fondear o El fondeo no es feo —5— Maniobra de fondear

18.02.2016 00:26

 

Buques fondeados en Tocopilla, Chile. Foto de www.histarmar.com.ar

 

 

Maniobra de fondear

 

No está de más recordar que este texto, basado principalmente en mi experiencia, ha sido escrito teniendo en mente embarcaciones menores, es decir, aquellas de eslora inferior a 60’ (18 m) o de desplazamiento inferior a 40 t.

Fondear a la gira. La maniobra clásica consiste en acercarse con el ancla apeada al lugar escogido a la velocidad mínima que permita gobernar el barco.

Foto de https://keyassets.timeincuk.net

 

Una vez en el lugar y aproados al viento (o a la resultante del viento, la corriente y la mar), detener la arrancada. Cuando el barco quiera empezar a retroceder, se dará la orden de ¡fondo!

A vela se procederá igual, pero con el rumbo de aproximación final de ceñida o a un descuartelar. Ya en el lugar, aproarse al viento, largar escotas, fondear, arriar el foque y, si es necesario, acuartelar la mayor para que el barco retroceda.

Cuando el tenedero sea bueno, pero la maniobra clásica no sea posible (por falta de espacio, configuración del fondeadero, otros buques fondeados...), la maniobra se realizará con arrancada, especialmente a vela. Con este último tipo de maniobra es muy probable que las amuras de la parte inferior de la obra muerta y la superior de la viva sufran raspadas y daños superficiales, y que todos los elementos del sistema de fondeo se vean exigidos al máximo. La maniobra consiste en acercarse al lugar escogido a la velocidad mínima que permita el gobierno —con el menor trapo posible si la maniobra es a vela— al rumbo más conveniente. Al estar sobre el lugar escogido, dar fondo, largar escotas y filar tanta cadena como se desee, meter el timón todo a la banda de la línea de fondeo, hacer firme y arriar todo. Una vez extendida toda la línea, la proa hará cabeza sobre el ancla y el barco virará rápida y elegantemente quedando aproado al viento.

Foto de https://vikingway.files.wordpress.com

 

Cuando el capitán ordena ¡Fondo!, el primer oficial no echa ni tira el ancla si no que fondea el ancla, es decir, afloja el freno del molinete o libera la vuelta mordida de la línea de fondeo para que esta se deslice sobre el barbotén, la bita, bitón o cornamusa y el ancla descienda hasta el fondo. Cuando él note (por cambios de tensión, tacto, vibración o ruido de la cadena o línea de fondeo) que el ancla ha alcanzado el fondo, frenará ligeramente la salida de la línea, para que esta vaya saliendo según el barco retroceda y no se amontone sobre el ancla. Una vez filada la cantidad de cadena deseada, si no hay viento suficiente para que se extienda bien y el ancla muerda el fondo, es mejor dar media atrás hasta que lo haga. Si la visibilidad del agua lo permite, es aconsejable comprobar el agarre buceando.

Fondeadero frente a la playa de Kolona, isla de Kithnos, Cícladas, Grecia. Foto de http://www.grecotour.com

 

Al final de la 3ª entrega ya vimos la longitud aconsejable de la línea de fondeo. En caso de que hubiera más barcos fondeados a la gira, se deberá adecuar al radio de borneo de las demás embarcaciones.

Fondeadero de verano en la isla de Menorca

 

Terminada la maniobra se hará firme la línea de fondeo mediante el freno y otro de los siguientes elementos: Estopor, boza, bita, bitón o cornamusa. Excepto en las maniobras, conviene evitar que la cadena o estacha trabaje sobre el molinete o cabestrante.

Si toda la línea es de cadena, para que ésta no haga ruido al trabajar, en barcos pequeños podemos usar un cabo en el tramo final de la línea de fondeo amarrándolo a la cadena, ya sea con una boza, un nudo prusic o una gaza y un grillete, como muestra la fotografía: por partida doble y con elásticos incorporados.

Foto de http://www.olajedatos.com/

 

Terminada la maniobra se procederá a situar el barco mediante enfilaciones o demoras, mediante radar o bien GPS. Si hay suficiente tripulación a bordo, se establecen guardias de fondeo, de lo contrario se conectan las alarmas —sonda y GPS— y se vigila el fondeo y la situación lo más a menudo posible. Con cierta práctica, es posible saber si el ancla garrea: por el ruido característico de la cadena o la vibración del cabo de fondeo y por las tensiones y saltos súbitos de la línea de fondeo. En un fondeadero expuesto o con previsión de mucho viento, se harán guardias de mar manteniendo la máquina y el sistema de fondeo en standby o atención.

 

Fondear una segunda ancla:

De seguro. Se trata de fondear una segunda ancla de seguridad para prevenir una posible entrada de viento, dejar solo a nuestro velero con más tranquilidad, prever un posible garreo del ancla sobre mal tenedero, etc. La segunda ancla se puede fondear simultáneamente con la primera. En tal caso, procedemos normalmente fondeando primero el ancla de la banda hacia dónde cae la popa al dar atrás (a babor con hélice dextrógira y a estribor con levogira). A una eslora o más de la primera ancla fondearemos la de seguro de la otra amura, mientras el barco retrocede lentamente mediante paladas atrás. Una vez filada la cadena y/o cabo deseado, se hace firme la segunda línea hasta que se estira y el ancla agarra. A continuación se hace firme la primera mientras se fila lo que pida la segunda hasta que el ancla principal agarre. El barco quedará trabajando sobre el fondeo principal con el de seguridad en banda. En barcos pequeños también se pude fondear este seguro con el chinchorro.

A barbas de gato. Un sistema que usan los buques grandes cuando esperan mucho viento de un cuadrante determinado o para reducir el borneo.

Imagen de http://www.isndf.com.ar/

 

También se usa para atracar popa al muelle en lugares muy abiertos.

El “Castillo Aulencia” fondeado a barbas de gato. Foto de https://protagonistasdelamar.files.wordpress.com

 

Al carecer de experiencia de dicho fondeo, transcribo de la página http://www.monografias.com/:

“Colocarse proa a la enfilación en que deseamos que queden ambas anclas fondeadas y, al llegar al primer punto de fondeo, largamos el ancla de barlovento filando cadena para evitar que el barco se pare. Continuamos hacia el segundo punto de fondeo que estará a una distancia igual al número de grilletes que queramos dejar fondeados menos uno. Una vez que estemos en esta segunda situación aguantaremos la cadena del ancla ya fondeado, daremos unas paladas atrás para quitar arrancada y fondearemos el ancla de sotavento, paramos, máquina atrás y filamos cadena seguido. A la vez viramos cadena de barlovento con lo que barco irá cayendo hacia esta banda hasta ocupar la posición deseada.

En este tipo de fondeo el plano de crujía del barco deberá quedar situado sobre la bisectriz del ángulo que forman ambas cadenas, que debe ser de 90º a 120º, sólo así será efectivo el hecho de haber fondeado a barbas de gato”.

Añadiría que la maniobra de levar probablemente sea bastante más lenta y engorrosa.

Las dos maneras de fondear anteriores tienen el inconveniente de que, si el barco bornea mucho por efecto del viento y/o la corriente, las dos líneas toman vueltas fácilmente.

A la entrante y a la vaciante. Fondeo adecuado para ríos, estuarios y lugares angostos sometidos a la acción de las corrientes de marea o cuando el viento y la corriente son de direcciones opuestas. En barcos grandes la maniobra consiste en fondear un ancla aproados al factor dominante, sea este la corriente, el viento o la combinación de ambos, filar el doble de los grilletes deseados, hacer firme para que se extienda la línea y agarre el ancla y seguidamente fondear la segunda ancla y virar del primer fondeo mientras vamos filando del segundo hasta quedar en posición. En barcos pequeños haremos lo mismo, pero fondearemos la segunda ancla por la popa, así el barco quedará siempre paralelo a la entrante o a la vaciante, trabajando alternativamente sobre el ancla de proa o la de popa. También se puede fondear el ancla de popa con el chinchorro que, si la corriente es fuerte, amarraremos al barco con un largo cabo de seguridad.

Imagen de http://www.clubdelamar.org/fondeo.htm

 

Fondear con dos anclas engalgadas. Este sistema se usa casi exclusivamente cuando se espera temporal en un fondeadero protegido de la mar, pero no del viento (por ejemplo, para aguantar una tramontanada en el puerto menorquín de Fornells).

Primero se usará la mejor ancla, dejando siempre entre ambas la longitud de cadena de una eslora como mínimo, que se engalgará en la cruz de la segunda ancla. La mayoría de las anclas tienen un orificio en la cruz para este menester o para amarrar un orinque.

Este fondeo se realiza normalmente, asegurándonos que la cadena se extienda totalmente entre ambas anclas y que las dos penetren adecuadamente el fondo. La maniobra es más lenta y engorrosa, especialmente a la hora de levar.

 

Casos especiales:

Fondear en lugares con mucha profundidad. En este caso procederemos como en la maniobra clásica hasta que el buque quede parado, entonces haremos descender el ancla con el molinete engranado hasta aproximadamente 10 o 20 metros del fondo, para a continuación fondear normalmente, pero frenando y cuidando que la cadena no se acelere; de lo contrario puede que nos sea imposible frenarla con su consiguiente pérdida, como en este vídeo (a partir del segundo 54). 

Fondeo de emergencia. Se realiza por imperativos de seguridad, como cuando el buque queda sin propulsión y/o sin gobierno con la costa a sotavento o cuando falla la reversa de la máquina en la maniobra de atraque.

Fondeo de maniobra. Se usa para auxiliar la maniobra del buque en puertos y lugares angostos, como hacer cabeza sobre el ancla para revirar el barco o para sujetar y guiar la proa al atracar popa al muelle.

Por último señalar que la prudencia aconseja tener alistados los fondeos y un ancla apeada, siempre que se acceda a puertos o aguas confinadas.

Román Sánchez Morata 18-02-2015

 

Siguiente y última entrega: —6— Maniobra de levar, muertos y otras cuestiones

Volver a la 4ª entrega

Ir a la 3ª: Tenederos y anclas 

Ir a la 2ª: Fondeos y sistemas

Ir a la 1ª: Intro e historia

Ir al índice de Artículos por entregas

Fuentes:

http://www.monografias.com/

http://www.sotaventonline.com/

http://pfdb2.com.ar/

http://www.practicosdepuerto.es/

http://www.clubdelamar.org/fondeo.htm

“Maniobra de los buques” de Ricard Marí Sagarra

1942. Unidades aliadas fondeadas en la bahía de Hvalfjrdur, Islandia.  Foto de http://saltofamerica.com