El vapor, propulsado por ruedas laterales de paletas articuladas,"Washington" ex “Viena”: Más de medio siglo comunicando la cuenca del Plata

19.05.2016 09:46

 

Foto de www.histarmar.com.ar

Durante más de 50 años, este vapor contribuyó notablemente a comunicar la cuenca del Plata.

Imagen de https://t1.kn3.net

 

El vapor “Washington” era un un barco del siglo XX con tecnología del XIX. Elijah Galloway inventó la rueda de paletas articuladas ―feathering paddlewheel en 1829. William Morgan la mejoró nueve años más tarde y hacia mediados de siglo ya se utilizaba profusamente. Con este sistema las paletas entran y salen del agua en posición vertical, con lo que el rendimiento aumenta en un 20%, al mismo tiempo que se reduce la vibración, el chapoteo y el ruido.

Foto de http://tecnologia-maritima.blogspot.mx

Foto de http://www.pskc.freeserve.co.uk

 

A finales del siglo XIX la hélice se impuso como sistema propulsor en la gran mayoría de buques de nueva construcción. Las ruedas laterales de paletas articuladas eran más sencillas de fabricar y más fáciles de reparar y usaban tecnología muy conocida, probada y razonablemente eficaz. Gracias a ello y a que los barcos propulsados por este sistema tenían menor calado y mejor capacidad de maniobra (siempre que las ruedas fueran independientes), siguieron construyéndose ―especialmente en el Reino Unido― para el transporte fluvial hasta bien entrado el siglo XX.

Este barco se construyó (nº281) en el astillero de A & J Inglis situado en la confluencia de los ríos Clyde y Kelvin en Pointhouse, Glasgow, Escocia.

Imagen de http://revolvy-cdn.revolvyllc.netdna-cdn.com

 

Estas eran sus principales características:

Eslora 100,22 metros

Manga 12,35 m

Puntal 6,20  m

Calado 3,05  m

Distintivo de llamada LOGJ (LPEQ como Washington)

N.º de tripulantes 71

N.º de pasajeros 1ª clase 340 (o 370 según algunas fuentes)

N.º de pasajeros 2ª clase 120

Tonelaje de registro bruto GRT 2.376 toneladas morson

Toneladas de registro neto NRT    659       "            "

Desplazamiento                        1.612 toneladas métricas

Peso muerto (carga)   DWT           826       "             "

2 bodegas

4 grúas de 1,5 toneladas

Volumen total de carga a granel     712 m³

Volumen total de carga general      685 m³

Combustible 204 toneladas de fueloil

Consumo        29       "          "       "     diario

Máquina ―A. & J. Inglis Ltd― alternativa de vapor de 3 cilindros y triple expansión de 2.680 CV

4 calderas de llama de retorno o scotch marine boiler

Caldera marítima escocesa de dos hornos

Imagen de https://upload.wikimedia.org

 

El “Viena”, un lujoso barco fluvial de pasajeros con la estética británica de la época, también disponía de dos pequeñas bodegas para carga.

Imagen de http://www.histarmar.com.ar

 

En la milla corrida consiguió una velocidad cercana a los 16,5 nudos

El “Viena” a toda máquina durante las pruebas de velocidad en el Río Clyde

Foto de www.histarmar.com.ar

 

El 8 de junio de 1906 tuvo lugar la botadura.

En octubre del mismo año se entregó a la propiedad: La Sociedad Anónima de Navegación Nicolás Mihánovich de Buenos Aires.

No hay constancia escrita, pero suponemos que se trasladó desde Glasgow hasta Buenos Aires por sus propios medios.

Este vapor montaba dos chimeneas a proa de las ruedas de paletas.

La caja de las ruedas estaba adornada con detalles forjados de gran belleza. El salón principal, en la cubierta de paseo, tenía las paredes forradas de maderas nobles con paneles pintados a mano y cornisas finamente labradas en el techo. Los botes salvavidas y sus correspondientes pescantes eran de aluminio, algo muy novedoso para la época.

Desde principios de 1907 estuvo adscrito a la línea que unía la capital argentina con los puertos del bajo Uruguay ―Concordia, Colón y Concepción del Uruguay entre otros―. Un vapor más pequeño, el “Luna”, realizaba el enlace entre Gualeguaychú y la desembocadura del río homónimo al río Uruguay ―boya del kilómetro 90―.


Foto de www.eldiaonline.com

El trayecto de 430 kilómetros entre B. Aires y Concordia era de dos días y medio a la ida y dos a la vuelta.
                                              

El vapor “Washington” en el nuevo puerto de Concordia con el río Uruguay en plena creciente

Foto de http://delaconcordia.com.ar
 

Concordia tuvo una década de esplendor gracias al nuevo puerto fluvial ―inaugurado en 1908― habilitado para la importación y la exportación. En esa época era el cuarto lugar del país en recaudaciones aduaneras, después de Buenos Aires, Rosario y Bahía Blanca.

Nuestro vapor descargaba mercancías valiosas, como quesos, frutos secos, vinos, perfumes, licores, conservas, sidra, herramientas de precisión, motores eléctricos, tractores, arados y automóviles, entre otras cosas.

Los domingos y días de fiesta se reunía en el puerto una gran cantidad de público para presenciar la llegada de los vapores de pasajeros. El vecindario reconocía con antelación la llegada del “Washington” u otro vapor, ya que cada uno tenía sus pitadas y tonos particulares con las que anunciaba desde lejos su próximo atraque.

En junio de 1909 el buque fue transferido a The Argentine Navigation Company (N. Mihánovich) Ltd de Londres, pero continuó arbolando la bandera argentina.

En 1915 pasó a denominarse “Washington”.

En 1930 fue asignado a la carrera, por los ríos Paraná y Paraguay, Buenos Aires – Asunción. Un recorrido de 1.300 Km en el cual empleaba seis días de ida y cuatro y medio de regreso.

El “Washington en 1930. Foto de http://maquinistasnavalesargentina.blogspot.mx

 

Los puertos principales eran, de sur a norte: Rosario, Diamante, Paraná, Santa Elena, La Paz, Esquina, Goya, Corrientes, Formosa, Puerto Pilcomayo y Asunción del Paraguay. En Corrientes enlazaba con la línea, por el alto Paraná, a Puerto Iguazú.

En febrero de 1931 fue transferido a la Cía. Argentina de Navegación Mihánovich Ltda.

En 1942 se transfirió a la Compañía Argentina de Navegación Dodero S. A.

El “Washington” atracando en el Puerto de Corrientes

Foto de www.histarmar.com.ar

 

En 1949, el Gobierno Argentino nacionalizó esta última empresa.

En 1951 es transferido a la Flota Argentina de Navegación Fluvial (F. A. N. F.).

En setiembre de 1957, a causa del naufragio del “Ciudad de Buenos Aires, volvió a la línea del bajo Uruguay.

El “Washington” al sur de Concordia

Foto de Charlie Adamson de http://www.regionlitoral.net

 

He aquí las impresiónes registradas por un joven pasajero en 1947: “El Washington era un vapor muy lindo. Tenía pisos muy brillantes, sala de música, un comedor con cortinas de colores y cubiertas espaciosas. El camarote que me tocó tenía una cama baja y, encima, una alta. Un lavatorio de pie con su repisa, un espejo y botellones y vasos para agua”.

Foto de www.gualepedia.com.ar

 

En las grandes bajantes del río, era posible que no pudiera continuar más arriba de Colón debido a su tamaño. En tal caso la empresa disponía de un buque menor donde los pasajeros que se dirigían a Concordia podían completar el viaje. El “Washington” era muy conocido y apreciado en dicha ciudad pues fue un asiduo visitante durante décadas.

Gracias al aislamiento terrestre de la Mesopotamia argentina (provincia de Entre Ríos), los vapores de línea resistieron el paso del tiempo. Por ejemplo: debido a la falta de puentes y caminos pavimentados, en el viaje entre Gualeguaychú y Buenos Aires (230 km.) se tardaba lo mismo por tierra que por agua. El ferrocarril era algo más práctico ―especialmente tras el abaratamiento de los pasajes como consecuencia de su nacionalización―, pero el embarque y traslado de los trenes en transbordadores para cruzar el río Paraná, era una barrera que demoraba muchas horas en el trayecto a través de las islas del delta y que se cortaba totalmente si había tormenta o niebla.

Así, el “vapor de la carrera” era una opción cómoda para los habitantes de las orillas del río Uruguay: Embarcados en Concepción del Uruguay en las últimas horas de la tarde, se podía cenar a bordo, escuchar música en vivo, solazarse con el paisaje de uno de los ríos más hermosos del mundo, dormir unas horas y a la mañana siguiente desembarcar en la gran capital del Plata, o viceversa.

En 1958 se transfirió a la Empresa Flota Fluvial del Estado Argentino (E. F. F. E. A.).

En 1960 se retiro del servicio al ser sustituido por un barco más moderno, pero se mantuvo operativo hasta 1965.

El 3 de junio de 1967, mientras se desguazaba, se incendió y hundió en la Vuelta de Rocha del Riachuelo, donde permaneció 14 años.

Foto de http://sp7.fotolog.com

 

En 1981, el ingeniero Daniel Ribas Goytía, dirigió la operación de corte del casco en 5 partes e izado subsiguiente con la grúa flotante “Satecna” que podía levantar hasta 2.000 toneladas.

Foto de http://forotransportes.com

 

El “Washington” quedó totalmente desguazado tras 140 días de trabajo. A pesar de sus 75 años y de haber permanecido semi-sumergido los últimos 14, las planchas y demás elementos estructurales de acero se encontraban en aceptables condiciones de conservación y sirvieron para alimentar los hornos de dos acerías argentinas.
 

Román Sánchez Morata y Francisco Javier Martín 19-05-2016

1930. El "Washington" saliendo del puerto de Corrientes para continuar la navegación rumbo al puerto de Asunción del Paraguay

Foto de http://regionlitoral.net

 

Ir al Índice de "Sucesos, barcos y personajes"

Fuentes:

http://www.eldiaonline.com

http://www.yca.org.ar

http://www.histarmar.com.ar

http://delaconcordia.com.ar

http://www.regionlitoral.net

http://forotransportes.com

http://maquinistasnavalesargentina.blogspot.com.ar

http://sp7.fotolog.com

http://www.gualepedia.com.ar

http://proyecorumba2013.blogspot.com.ar

http://ciudaddeluruguay.com.ar

http://www.jollyroger.com.uy

http://www.panoramio.com

https://en.wiki2.org

http://tecnologia-maritima.blogspot.mx/

http://nautarch.tamu.edu

https://es.wikipedia.org

http://www.ellitoralconcordia.com

Revista EL YACHT - Temas Náuticos: “Los buques de vapor con ruedas laterales de paletas”, por Daniel Ribas Goytía.