Guglielmo Marconi

09.10.2012 09:37

 

Guglielmo Marconi famoso ingeniero, empresario e inventor italiano a quien se atribuye el invento de la radiotelegrafía o telegrafía sin hilos —T.S.H.—. Nació en Bolonia el 25 de abril de 1874.

    Nacido en el seno de una familia acomodada. Su padre era banquero y propietario de tierras y su madre poseía una destileria de whisky. Su madre, oriunda de Irlanda, le hablaba siempre en inglés y desde niño viajaba con ella a Inglaterra, país donde vivió años después gran parte de su vida.
    Guglielmo no asistió a la escuela hasta después de los 12 años, pues sus padres habían contratado un maestro para que le impartiera clases en la casa. El profesor de física Vicenzo Rosa, entusiasta de la electricidad, logró interesarlo en el magnetismo y la producción de electricidad empleando pilas de construcción artesanal.
    Cursó estudios en Livorno y más tarde en las universidades de Bolonia y Florencia, donde se aficionó a los experimentos con las ondas hertzianas. Hacia 1894 comenzó a investigar la transmisión y recepción de ondas electromagnéticas en casa de su padre en Bolonia, incrementando paulatinamente la distancia entre transmisor y receptor desde los 30 cm hasta unos centenares de metros. Se supone que su amistad con Nello Marchetti, un telegrafista que se había quedado ciego, le indujo a interesarse con la telegrafía y el código Morse.
 
    El descubrimiento de la radio no deja de estar envuelto en cierta controversia y podría decirse que fue una idea compartida. En 1868, el científico británico James Maxwell había anunciado que, teóricamente, las ondas de radio debían existir. Veinte años después, esta predicción fue confirmada experimentalmente por el físico alemán Heinrich Hertz, quien demostró que tales ondas se comportan igual que la luz. En 1890, el médico y físico francés Edouard Branly inventó y construyó el primer detector de ondas radioeléctricas, el cohesor, un tubo lleno de limaduras metálicas. Y en Rusia, el físico A. Popov inició una investigación sobre los procedimientos para la detección de las tormentas eléctricas próximas conectando un aparato a un registrador meteorológico. Todo estaba dispuesto para construir el primer sistema de telegrafía sin hilos.
    Marconi pensó que las ondas electromagnéticas descubiertas por Hertz podrían usarse para señalizaciones. Y, en su laboratorio, inició la construcción de un excitador y un cohesor o receptor, separados por unos diez metros entre sí. El cohesor consistía en un recipiente de virutas de metal poco apretadas entre sí, que ordinariamente conducían poca corriente. Al ser incididas las limaduras metálicas por ondas de radio, aumentaba la corriente. De esta manera, las ondas de radio podían convertirse en una corriente eléctrica que era posible detectar fácilmente.
    Por lo tanto, la idea de "telegrafiar sin hilos" había cruzado por algunos cerebros, aunque no llegó a manifestarse en realización alguna. Fue Marconi quien, provisto del aparato de Hertz, la antena de Popov y el cohesor de Branly, logró realizar efectivamente una transmisión de telegrafía sin hilos.
    En 1895 Marconi descubrió que, colocando un generador de chispas de Hertz en lo alto de una varilla, el alcance de la recepción se podía aumentar a varios kilómetros. Construyó un pequeño aparato, cuyo alcance era de 2,5 km, que constaba de un emisor, un generador de chispas y un receptor. Visto el escaso interés que su aparato despertó en las autoridades italianas, Marconi optó por marchar al Reino Unido. Recibió en Londres el apoyo del ingeniero jefe de Correos, y en julio de 1896, tras una serie de mejoras, patentó el invento, que causó cierto revuelo entre la comunidad científica de la época. 
    El físico ruso Popov presentó ese mismo año, ante una audiencia considerable de científicos de la Universidad de San Petersburgo, un receptor de ondas de radio muy similar al de Marconi, que él utilizaba para registrar las tormentas eléctricas. La demostración se realizó días antes de que Marconi consiguiera la patente de su aparato, y por eso los rusos reclaman desde entonces la paternidad del invento. No obstante, parece probado que Marconi realizó la transmisión de señales inteligibles en días anteriores a la demostración de Popov, aunque no ante un auditorio de científicos. También el ingeniero e inventor Nikola Tesla acusó a Marconi de apropiarse de alguna de sus ideas.
    Durante la infancia y juventud su padre se había esforzado para que desarrollara una mentalidad comercial, por lo que siendo ya adulto sus trabajos de investigación no sólo contemplaban el aspecto científico, sino también el comercial, sobre todo lo relacionado con las patentes de los inventos.
    A finales de 1896 se asoció con su primo, el ingeniero Jameson Davis, y fundó la compañía Wireless Telegraph and Signal Company, Ltd., inicialmente destinada a dar a conocer el aparato y conseguir soporte económico con el que realizar pruebas y mejoras en su funcionamiento. Más tarde los objetivos de la compañía derivarían hacia la explotación comercial de la radio, y el nombre de la misma se transformó, alrededor de 1900, en Marconi's Wireless Telegraph Company, Ltd.
    Marconi y Davis fueron incrementando paulatinamente el alcance de las emisiones montando los generadores de chispas sobre globos aerostáticos y realizando mejoras en el diseño de la antena, hasta que en 1899 lograron atravesar los dieciséis kilómetros que separan las islas británicas del continente. Un año más tarde una emisora montada sobre un barco de la marina británica logró contactar con una estación terrestre situada a 121 km.
    El lanzamiento definitivo de este sistema de comunicación fue el equipamiento de dos barcos estadounidenses para que transmitieran los resultados de una regata a los periódicos de Nueva York, hecho que dio considerable publicidad a Marconi y que permitió la fundación de la filial American Marconi Company. El desarrollo de la sintonía supuso la posibilidad de realizar diversas comunicaciones utilizando diferentes frecuencias, y conllevó la famosa patente nº 7.777 -que acabaría perdiendo en beneficio de N. Tesla, O. Lodge y J. Stone.
    En 1901 realizó una comunicación entre San Juan de Terranova y Poldhu, en Cornualles, a través del Atlántico, lo que asombró de nuevo al mundo científico, pues era opinión generalizada entre los hombres de ciencia de mayor fuste que la transmisión de señales de radio no podría superar los 300 km de distancia debido a la curvatura de la tierra. Experimentos posteriores de Marconi mostraron que el alcance de la transmisión era mayor durante la noche que durante el día, lo que venía a demostrar que las ondas de radio se reflejaban en las capas altas de la atmósfera: la incidencia de la radiación solar ioniza estas capas, que absorben mejor las ondas de radio.
    Pero fue el importante papel que jugó la radiotelegrafía para salvar cientos de vidas en los desastres del Republic (1909) y del Titanic (1912), lo que hizo mundialmente famoso el nombre de Marconi.
    En 1909 fue galardonado con el premio Nobel de Física ex aequo con Karl Ferdinand Braun, este último por sus trabajos con el tubo rectificador de rayos catódicos. En 1910 logró un alcance de 6.000 millas marinas (más de 11.000 km) entre un buque y la costa. Un año más tarde, al ir a inaugurar una estación emisora en Coltano sufrió un accidente automovilístico que le ocasionó la pérdida de un ojo.
    En 1914, fue elegido Senador vitalicio del reino de Italia y nombrado Caballero de la Gran Cruz.
    Al estallar la primera Guerra Mundial, marconi se alistó voluntario. Al principio obtuvo el grado de teniente del cuerpo de ingenieros para posteriormente ser transferido a la marina de guerra donde contribuyó con las instalación en barcos y aviones de transmisores y receptores de su invención.
    El siguiente descubrimiento de Marconi fue el empleo de ondas de corta longitud de onda, que se reflejan mucho mejor en la ionosfera y que permiten reducir considerablemente la potencia emisora sin merma de alcance. El uso de ondas cortas permitió la comunicación de Inglaterra con las colonias, en particular con Sudáfrica, Australia e India. Con el fin de realizar todas las pruebas pertinentes hizo de su yate Elettra su laboratorio privado.
    Este yate habia sido ordenado para el Archiduque de Austria por Carlo Stefano, oficial de la Reggia Marina al astillero Ramage & Ferguson de Leith, Escocia, bajo un proyecto de Cox y King de Londres. Era un elegante barco de lineas afiladas, proa lanzada como un clipper y popa colgante y redonda, en cubierta una cabina larga central de teca y caoba, con una chimenea sobre ella ligeramente inclinada hacia popa, con dos palos sin velas, como era habitual en la época.

    El yate fue bautizado el 27 de Marzo de 1904 con el nombre de Rovenska, ciudad donde al archiduque tenia una lujosa villa. Fue inscripto en el registro de yates, llevando la bandera de la marina de guerra hasta 1909. Siempre con el mismo nombre el yate fue vendido a Sir Max Waechter quien lo abanderó en el R.U. En 1914 pasó a manos de Gustavus H.F. Pratt. Al comenzar la Gran Guerra el yate fue militarizado y transformado en una nave de patrulla y escolta. Al terminar la guerra el Rovenska fue desarmado en Southampton y estacionado alli hasta que en 1919 Guglielmo Marconi lo compro por 21.000 libras esterlinas.

   Se le efectuaron varias modificaciones interiores para acomodar el laboratorio de Marconi, además de aumentar la altura de los mástiles para mejorar el rendimiento de las antenas. El barco se transformó en su propia casa y a la vez en un laboratorio experimental flotante. 

    Fué inscripta con el nuevo nombre de ELETTRA el 27-10-1921 en Genova con matricula nº 956. 

    En 1919 fue nombrado delegado plenipotenciario de Italia en las conversaciones de paz de París que pusieron fin a la primera guerra mundial, cargo con el que consiguió firmar la paz con Austria y Bulgaria.
    Fue nombrado marqués en 1929, y un año más tarde presidente de la Real Academia de Italia.
    El 12 de febrero de 1931, el Papa Pio XI inauguró la estación de radio de la Ciudad del vaticano, realizada personalmente por Guglielmo. Pio XI, mediante este dispositivo, envió un mensaje a todos los pueblos. marconi fue nombrado Académico Pontificio. Nacía así la primera radio pública del mundo.
    Tuvo cuatro hijos de su matrimonio, en 1905 por el rito protestante, con la escocesa Beatrice O'Brien. En 1927, despues de haber obtenido el divorcio de su primera esposa, se casó, esta vez por el rito católico, con María Cristina Bezzi Scali, condesa de Roma. 
    Falleció en Roma el 20 de julio de 1937 de un ataque cardiaco. Ese día las ondas hertzianas recorrieron el éter transmitiendo la noticia del fallecimiento en Roma del inventor de la telegrafía inalámbrica, precursora de la moderna radio electrónica. Ese mismo día las  radioemisoras  de  todo  el mundo interrumpieron sus transmisiones y guardaron un minuto de silencio en su honor.
   Entre los trabajos que publicó se encuentran La telegrafia senza fili (1903) y La radiocomunicazione a fascio (1928), además de numerosos trabajos de investigación publicados en las revistas científicas de la época, entre las que destaca los prestigiosos Proceedings of the Royal Society.
 

    Román Sánchez Morata. 09-10-2012

 

  Ir a "Recuerdos de un operador del Servicio Móvil Marítimo o Estaciones Radiotelegráficas de 3ª clase a bordo de buques civiles"

 

    Fuentes:
http://es.wikipedia.org
http://www.biografiasyvidas.com
http://portal.educ.ar , 
http://roinesxxi.blogs.sapo.pt/
http://www.asifunciona.com
http://www.buenastareas.com
http://www.marconimagicbox.net
http://www.histel.com
http://valvulares.blogspot.mx
http://www.histamar.com.ar