Henderson island

01.08.2012 15:37

 

    La isla Henderson es la mayor del grupo de islas Pitcairn, uno de los más remotos archipiélagos del Pacífico Sur. El grupo está compuesto por 4 islas, con Henderson —24º 22’ S y 128º 18’ W—situada a 120 millas al ENE de Pitcairn,  a 150 millas al E de Oeno y a 190 millas al W de Ducie.

        La isla es una meseta calcárea de entre 15 y 30 metros de altitud con una pequeña depresión central. La costa es acantilada excepto en su parte norte donde hay dos playas. Tiene una superficie de 37,3 km² con una longitud máxima de 9,6 kilómetros y 5,1 kilómetros en su parte más ancha. La mayor altura es de 33 metros sobre el nivel del mar. La isla data del final de la era terciaria.

Foto: http://www.travelx.com/

        Un arrecife bordea la costa NW y N protegiendo las dos playas mencionadas. Hay un profundo, pero estrecho canal para embarcaciones menores que atraviesa el arrecife en su parte NW. Con la marea baja una parte del arrecife queda en seco.

    La isla carece de agua potable, únicamente puede conseguirse, en ocasiones, del goteo en el interior de las cuevas. También, ocasionalmente, fluye de una grieta en las rocas del extremo norte de la isla, por debajo del nivel de la marea alta.

 

    Actualmente la isla esta deshabitada, sin embargo hay evidencias arqueológicas que demuestran que entre los siglos XII y XV albergó una pequeña población permanente de, probablemente, unas cuantas docenas de personas (se cree que este grupo de islas, junto a Nueva Zelanda, fueron las últimas islas colonizadas por los polinesios). Las causas de la desaparición de esta población se desconocen, pero se cree que están relacionadas con la desaparición de la población nativa de la vecina Isla Pitcairn. La teoría más aceptada, indica que los isleños dependían mayormente de recursos externos (el suelo es pobre y el terreno demasiado abrupto para la agricultura), obtenidos a cambio de tortugas vivas y plumas rojas del papagayo de Henderson, ambos productos muy apreciados por las élites de la sociedad polinesia.

Foto: http://i.telegraph.co.uk/

    Problemas sociales y ecológicos en Pitcairn o en la más lejana Mangareva, habrían cortado este suministro, aislando a la población y condenándola a desaparecer. Debido a que los árboles en Henderson son demasiado pequeños para hacer canoas, la pequeña población de Henderson quedó atrapada en una de las islas más remotas y con menos recursos del mundo. Los habitantes de Henderson se enfrentaron a un problema insoluble: Cómo sobrevivir en una isla de piedra caliza, sin ningún tipo de metal, sin piedras para fabricar herramientas y sin importaciones de cualquier tipo.

    La isla fue “descubierta” el 29 de enero de 1606  por el navegante portugués al servicio de España Pedro Fernández de Quirós, quien la denominó San Juan Bautista. Tres miembros de la tripulación desembarcaron en un bote y regresaron con una fruta parecida a la piña (probablemente un fruto del Pandanus tectorius, que crece en la isla).

    Quirós escribió: Únicamente está habitada por aves y al no tener puerto ni aguada, continuamos nuestro viaje hacia el WNW en busca de agua y madera.

    El 17 de enero de 1819 el capitán James Henderson, del mercante “Hercules” de la Compañia Británica de las Indias Orientales, redescubrió la isla.

    El 2 de marzo del mismo año la isla fue avistada por el capitán Henry King del “Elizabeth” quien desconocía el redescubrimiento anterior de su compatriota Henderson. Desembarcó e izó la bandera británica. Un miembro de la tripulación grabo el nombre del barco en un árbol cerca del lugar de desembarco.

    Durante algunos años, ambos nombres —Elizabeth y Henderson— se aplicaron a la isla.

    El 20 de noviembre de 1820, cerca de las islas Marquesas, un cachalote hundió al ballenero de Nantucket (EE.UU) Essex. Los náufragos, después de una dura travesía de más de 1.000 millas a bordo de 3 balleneras, desembarcaron en la isla de Henderson. 

    El 20 de diciembre de 1820, todos los supervivientes excepto tres, zarparon de nuevo en demanda del continente americano. Dos de los botes navegaron 4.300 millas antes de ser rescatados en las proximidades de la costa sudamericana; el tercer bote, separado involuntariamente de los otros, fue recogido con anterioridad por un mercante de paso. Los tres tripulantes que se quedaron en la isla, fueron rescatados el 18 de abril de 1821, por el barco inglés “Surrey”, despachado expresamente desde Valparaiso. Los tres permanecieron en la isla 107 largos y penosos días, pero la prensa de la época prácticamente los ignoró. Los episodios de canibalismo —para sobrevivir— practicados por sus compañeros a bordo de las balleneras, acapararon toda la atención de los medios de comunicación. Los tres náufragos descubrieron en una de las cuevas del nordeste de la isla, 6 esqueletos.

    Owen Chase, primer oficial del Essex, uno de los supervivientes de la increíble travesía, manifestó haber visto, durante su estancia en Henderson, grabado en la corteza de un árbol el nombre de “Elizabeth”.

    En 1825 el Almirantazgo británico envió al H.M. Sloop Blossom para determinar si las islas Ducie y Elizabeth/Henderson eran la misma. El buque visitó las dos islas, Pitcairn y también Oeno.

    El 6 de julio de 1902, la isla fue formalmente anexada por los británicos, como parte del territorio de las Islas Pitcairn.

    En 1937 la isla fue visitada por el crucero HMS Leander quien efectuó trabajos hidrográficos.

    En 1958, isleños provenientes de Pitcairn, descubrieron 6 esqueletos en una cueva del NE de la isla. Se supone que eran los mismos descubiertos por los náufragos del Essex. Con posterioridad se efectuaron pruebas y se determinó que los restos pertenecían a individuos polinesios y que la fecha de su muerte podía situarse entre los años 1.500 y 1.600 de nuestra era.

    En 1980 el empresario estadounidense Arthur M. Ratliff mostró interés en comprar la isla y en establecer un pequeño asentamiento, pero el Foreing Office y el Commonwealth Office rechazaron sus planes debido a la preocupación de grupos ecologistas por los riesgos que ese asentamiento provocaría en el medio ambiente de la isla.

    En 1988, las Naciones Unidas declararon la isla “Patrimonio de la Humanidad” por su gran riqueza avícola.

    Actualmente la isla es visitada una o dos veces al año por los habitantes de Pitcairn para abastecerse de la madera con la que construyen figuritas para el comercio, debido a que en su isla no hay árboles.

    Eventualmente fondean en sus aguas, algunos cruceros de paso.

    El desembarco es muy difícil debido a las olas rompientes y únicamente puede hacerse en la playa del NW.

Foto: http://www.travelx.com/

 

    Hay un fondeadero mediocre para barcos pequeños con 15 brazas de arena y coral en la parte oeste del arrecife. Los barcos grandes deberán fondear más lejos, en 20 o 25 brazas de profundidad, pero con vientos del W o del N, ambos fondeaderos se vuelven peligrosos.

    Las mareas son semidiurnas y la amplitud media es de aproximadamente un metro.

    La isla se encuentra en la zona de los vientos alisios del SE y por tanto el clima es cálido y no muy lluvioso. En 1991 se instaló una pequeña estación meteorológica que proporcionó los siguientes registros: 1.663 mm de precipitación anual. Máxima temperatura media mensual 29,6ºC en febrero y 24,2ºC en junio. Mínima temperatura media mensual 22,2ºC en febrero y 15,7ºC en junio.

    Henderson Island es uno de los pocos lugares del mundo con una ecología prácticamente inalterada. Toda la isla está cubierta con un denso e intrincado bosque de matorrales, lianas y arboles de entre 5 y 10 metros de altura, excepto en la depresión central y la punta sur donde la vegetación es menos densa. La flora tiene un alto grado de endemismo.

    Los arboles más altos, sin contar los cocoteros plantados por los isleños de Pitcairn, son los Pandanus tectorius. Dos tipos de arboles son endémicos: Santalum hendersonense Myrsine hoskae. Hay también un tipo de arbusto endémico: Bidens hendersonensis.

   Todas las aves terrestres son endémicas del archipiélago: Paloma frutera de Henderson (Nesophylax ater), Tilopo de Henderson (Ptilinopus insularis), Carricero de Pitcairn (Acrocephalus vaughani) y Papagayo o Lori de Stephen (Vini stepheni).

    Hay 16 especies de aves marinas, entre ellas tres tipos de Petrel, Piqueros y Fragatas. 

              

Foto: http://www.travelx.com/

    No hay mamíferos nativos, únicamente ratas (Rattus exulans) que, probablemente, llegaron con los colonizadores polinesios y, al no tener enemigos, se han reproducido desmesuradamente poniendo en peligro de extinción la fauna local. Se calcula que estos roedores se comen anualmente alrededor de 25.000 crías de Petrel de Henderson. La Royal Society for the Protection of Birds (RSPB) está elaborando un proyecto, con un coste de 1,5 millones de libras esterlinas, para exterminar los roedores.

    No se conocee gran cosa de los pequeños animales terrestres, pero se sabe que hay lagartijas, lagartos, cangrejos y multitud de invertebrados.

    La fauna marina es similar a la de toda la polinesia. Hay langostas, pulpos y muchos y variados peces. La tortuga verde (Chelonia Mydas) acude a sus playas para desovar.

 

    Román Sánchez Morata  01-08-2012

 

Foto: http://1.bp.blogspot.com/

 

Vídeo Last Farewell to Henderson Island

Fuentes:

The Admiralty Pacific Islands PILOT Vol. III

http://es.wikipedia.org

http://commons.wikimedia.org

http://www.winthrop.dk

Pacific Union College

http://www.eoearth.org

http://www.evs-islands.com

http://matthew.mumford.com

http://www.worldheritagesite.org

http://www.lib.utexas.edu

http://www.pewenvironment.org

travel-images.com

travellerspoint.com

oceandots.com

panoramio.com

http://www.telegraph.co.uk

http://www.parrots.org