La ironía del nacionalismo

06.01.2014 15:44

    Traducción del artículo “La ironia del nacionalisme” publicado en el periódico digital catalán “Nació Digital.cat” por el inglés, residente en Sabadell, Richard Antczak. Todo el texto en cursiva en español en el original.

 

La ironía del nacionalismo

        

    <<La verdad es que no entiendo como los catalanes habéis aguantado hasta el 2013, hace seis años que estoy aquí y ya quiero que seamos independientes mañana>>

 

Richard Antczak, 05/01/2014  13:50

 

    España es una gran nación, con 3.000 años de historia. Eso lo tienen que saber los niños”. “España es el país más viejo de Europa, el que tiene la unidad nacional conseguida desde hace más tiempo”. “Cataluña es propiedad de todos los españoles”. “El catalán es un instrumento de separación para que los demás no les entiendan”. “Esa buena gente que emigró a Cataluña y le salen ahora sus hijos, apellidos en -ez, tontos de la estelada”. “Si vamos al choque de trenes, que se preparen los nacionalistas catalanes. Soy contrario a la intervención militar, ¡pero hombre!, hacer cumplir la ley es una obligación”. “La Alemania del primer tercio del siglo XX hacía cosas como los 90.000 fanatizados yihadistas en fase de reclutamiento de comandos suicidas del Camp Nou. Los resultados son conocidos”. “El separatismo catalán es criminal y genocida: no le importa matar a mujeres y a niñas”. “¿Diálogo con Cataluña? No. Con Hitler el diálogo no fue bien. Con un violador no hay diálogo, hay represión y castigo”. “El nacionalismo catalán es xenofobia”. “La sarta de patrañas y mentiras independentistas en escuelas va calando debido a la intoxicación en las escuelas y a las campañas goebbelianas de los medios de comunicación autonómicos”. “El egotismo carnívoro, la limpieza étnica y el genocidio en los Balcanes no son más que el ejemplo de una peste que ahora renace en Cataluña”. “Los niños del separatismo catalán iban como si fueran de las juventudes hitlerianas pero pintadas como Boixos Nois”. “Jodidos separatistas: si queréis la independencia tenéis que estar dispuestos a morir. ¿Estáis dispuestos a morir? Porque moriréis muchos”.

 

    Esta lista es una recopilación de algunas de las citas que más me gustan porque hay de todo; banalización de genocidios y hechos históricos, insultos, acusaciones y amenazas de intervenciones militares y muertes. Además, todas estas frases tienen una cosa en común: que defienden la democracia. Teniendo en cuenta que muchas de estas declaraciones vienen de políticos y también de presentadores e invitados de canales españoles de prestigio, como muy bien ha defendido el señor Rajoy, además de ser ejemplos de la libertad de expresión sólo “dicen lo que piensa la inmensa mayoría”. Claro, estos pensamientos no son nacionalistas ni xenófobos porque sólo insultan, desprecian, difaman y faltan al respeto a una comunidad diferente a la suya, que quiere decidir sobre su futuro. Ni es nacionalismo agresivo negar la existencia de la cultura y la historia catalana, y decir que el catalán es un dialecto “que no sirve para nada” es cumplir con los deberes democráticos.

 Incluso es lícito que los no nacionalistas banalicen el nazismo, el fascismo, el terrorismo y genocidios en defensa de la unidad española. Y claro está que la defensa de la unión no es nacionalista sino que es proteger aquello que es democrático y justo. Digamos que mantener la unión es la versión española del Manifest Destiny norteamericano, pero en el caso español el cumplimiento de la voluntad de Dios no es la expansión sino la unión. Además de trivializar la historia siempre es bueno hacer apología del nazismo y del fascismo entregando medallas a los excombatientes y manteniendo los memoriales de viejos héroes (¡nada nacionalistas!) que derrotaron el viejo enemigo “rojo-separatista-judio-masón”. 

 

  ¿Se me ha notado la ironía? Espero que sí, no quiero confundir a nadie. La realidad es que no entiendo cómo puede existir gente que piensa así. Es como si los fascismos europeos hubieran decidido fabricar una máquina del tiempo cuando todo estaba perdido. El hecho de que alguien no sea independentista no me molesta, es la decisión, que democráticamente le corresponde. No obstante, comparar un pueblo, que de momento se ha manifestado democrática y pacíficamente y que sólo pide el derecho a la autodeterminación, con el nazismo o amenazarlo con la violencia es lamentable. 


    Desgraciadamente, vivimos en un país dónde el franquismo todavía permanece e incluso manda. El PP es el descendiente directo de la FET y de las JONS por no hablar del PSOE, dónde si posees las virtudes ultranacionalistas y ultracatólicas podrás llegar a ser ministro o presidente. La verdad es que no entiendo como los catalanes habéis aguantado hasta el 2013, yo hace seis años que estoy aquí y ya quiero que seamos independientes mañana. De este modo, prefiero ser tildado de nacionalista separatista que de unionista no nacionalista. 
 

Fuente: http://www.naciodigital.cat

Traducción: R.S.M.

 

    Como lo ven desde Puerto Rico