"MAÑANA" un artículo para entender la actualidad de Cataluña

16.10.2015 15:19

 

DEMÀ (MAÑANA)

 

Artículo* de GABRIEL RUFIÁN publicado el pasado 14 de octubre en el periódico catalán El Punt Avuí .

 

Mañana, reconocidos torturadores franquistas pasearán por El Retiro, comerán en reservados de prestigiosos restaurantes y se sentarán en los consejos de administración de sus propias empresas. Mañana, cargos electos catalanes volverán a declarar delante de un juez, imputados por poner urnas de cartón a un pueblo que las reclamaba.

Mañana Martín Villa, Utrera Molina, Jesús Quintana, Licinio de la Fuente, José María Sánchez, Alfonso Osorio García, Jesús González Reglero, Ricardo Algar Barrón, Félix Criado Sanz, Pascual Honrado de la Fuente, Jesús Martínez Torres, Benjamín Solsona Cortés, Atilano del Valle Oter, Carlos Rei González, Antonio Troncoso de Castro i Jesús Cejas Mohedano, ministros, altos cargos y policías durante la dictadura, requeridos por la justicia argentina por gravísimos crímenes de lesa humanidad, continuaran amparados por un Estado español que se niega a juzgarlos. Mañana Artur Mas, un presidente elegido democráticamente, después de meses imputado, se sentará en un tribunal por haber dado voz y voto a un pueblo.

Mañana se cumplen 75 años del único fusilamiento de un Presidente electo de toda la historia europea, Lluís Companys, presidente de la Generalitat, asesinado por una dictadura fascista que duró 40 años. Mañana, otro presidente de la Generalitat está citado (a declarar) por un estado insensible que ha tenido 364 días para hacerlo.

Mañana, el primer secretario del PSC (si se puede seguir hablando de un PSC), delante las declaraciones de Rigau, Ortega y Mas, continuará diciendo que ellos no van a las puertas de los juzgados a defender a nadie, olvidando como Felipe González hace 17 años amparó y acompañó a Barrionuevo y Vera. No fue a las puertas de un juzgado. Fue a las puertas de una prisión. Y no fue por poner urnas. Fue por delitos mucho más graves.

Mañana, se demostrará por enésima vez como, delante de la enorme regresión democrática de un estado que persigue urnas de cartón y silbatos de juguete, únicamente queda una salida: culminar un proceso de autodeterminación y un proceso constituyente que inspire al pueblo vecino que no merece continuar gobernado por quien entiende la democracia como un cuerpo legislativo represivo y no como la voluntad expresada en las urnas.

Imagen: http://images.eldiario.es

 

NOTA: Los enlaces e imágenes no aparecen en el artículo original.

 

* Traducción y edición de R.S.M.