TRISTAN DA CUNHA

25.09.2012 14:07

 

N

    

 

    Tristan da Cunha (en portugués Tristão da Cunha) es un archipiélago británico compuesto por tres islas y algunos islotes: Tristan da Cunha, la mayor y que da nombre al grupo con una población de  275 habitantes (2009), y las deshabitadas Inaccessible y Nightingale. El archipiélago junto a la isla Gough forman parte del British overseas territory of Saint Helena, Ascension and Tristan da Cunha. El acceso a la isla principal es tremendamente complicado, debido a su lejanía y a que está rodeada por acantilados de más de 600 metros de altura. Se considera la isla habitada más inaccesible de la tierra y como tal está inscrita en el libro Guinness de Récords.

    Tristán da Cunha está situada en  37°06′S y 12°16′W, en mitad del Atlántico Sur, a 3360 km de Sudamérica y a 2816 km de Sudáfrica. La isla de Santa Helena, el lugar habitado más cercano se encuentra a 2167 km hacia el norte. 

    La isla principal, de unos 97 km2, tiene un relieve muy montañoso debido a su origen volcánico, básicamente la isla es un cono volcánico abrupto con una zona llana en la costa noroccidental, denominada The Hillpiece, lugar donde se encuentra Edimburgo, la capital y otra pequeña planicie en el este de la isla.

    

    El pico más alto de la isla (también la mayor altura de todo el Atlántico Sur) es el Queen Mary, un volcán de 2062 m de altitud, que está situado en el centro de la isla principal y se encuentra cubierto por la nieve durante el invierno.

 

    La isla Inaccessible de 14 km² y 600 m de altura máxima y la isla Nightingale de 3,4 km² y 400 m de altura están situadas a unas dos millas al SW de Tristan da Cunha. A unas 170 millas al SE se encuentra la isla Gough (también denominada Diego Álvares y Gonçalo Álvares).

    Todas las islas son picos de volcanes asociados con la dorsal mesoatlántica. Tristan da Cunha con 200.000 años de edad es la isla más joven mientras que Nightingale con 12.000.000 de años es la más vieja.

    El clima, dominado por el viento del oeste, es templado marítimo con una temperatura media al nivel del mar de 15º centígrados, con relativamente pocos cambios de temperatura diurna y estacional. La pluviosidad anual es de 1700 mm en Edimburgo. La velocidad media del viento al nivel del mar es de 22 nudos, pero se incrementa bruscamente con la altitud mientras que la temperatura desciende. Así, con un tiempo agradable en las tierras bajas, en altura puede estar nevando o soplando un vendaval.

    El 40% del territorio del archipiélago está protegido como reserva de la naturaleza y algunos de los islotes estás declarados como Patrimonio de la Humanidad. Para conocer la flora de la isla, lo mejor es acudir a: http://herbaria.plants.ox.ac.uk/bol/tristan.

Pingüino de penacho amarillo. Foto de Susan Scott

 

    La isla fue citada por Julio Verne en Un capitán de quince años  y en La esfinge de los hielos. Varios capítulos de la novela El rey del aire de Emilio Salgari, transcurren en el islote Inaccesible perteneciente al archipiélago.

 

HISTORIA:

    Descubierta en 1506 por el navegante portugués que le dio su nombre (Tristao da Cunha), en 1541 ya aparece en el mapamundi de Mercator. El primer desembarco del que se tiene noticia lo llevó a cabo la tripulación del velero holandés Heemstede en 1643.

En el siglo XVII, los gobiernos de Francia y Holanda así como la Compañía Británica de las Indias Orientales, consideraron el tomar posesión de la isla, pero desistieron en sus empeños ya que la misma no poseía ni puertos ni buenos fondeaderos ni lugares cómodos para desembarcar. La isla fue usada más adelante como base temporal para los balleneros y cazadores de focas.

     Durante la guerra anglo-norteamericana de 1812-1814, Jonathan Lambert, de Salem, Massachussetts desembarcó junto a tres hombres, con la intención de establecer una estación comercial en la isla. Cuando el HMS Semiramis fondeó en la isla en 1813, hallaron un único superviviente. A causa de este intento norteamericano y para evitar que fuera utilizada por los franceses como base para intentar llevar a cabo una operación de rescate de Napoleón, confinado en la isla de Santa Helena, la isla fue anexionada a la Corona Británica el 14 de agosto de 1816 por el HMS Falmouth.  Desde entonces se ha mantenido una población permanente en el asentamiento situado al NNW de la isla, mirando al único desembarcadero de la isla, en una planicie denominada The hill piece.

Foto de http://todoincluidolarevista.com/

 

 

        En mayo de 1817, el HMS Julia naufragó en aguas de la isla con la pérdida de 55 vidas.

        Después de la muerte de Napoleón en Santa Helena, la guarnición fue retirada de la isla y únicamente quedaron en ella, voluntariamente, un cabo escocés, su esposa sudafricana, sus dos hijos y dos canteros ingleses quienes constituyeron una comunidad igualitaria muy avanzada para la época. La minúscula comunidad fue creciendo lentamente hasta alcanzar en 1832 la cantidad de 34 personas (6 parejas y 22 niños). La pequeña comunidad siguió aumentando por causas naturales y sucesivos  naufragios hasta alcanzar en 1855 la cantidad de 97 habitantes. 

        William Glass, el fundador del asentamiento, murió en 1853 y su muerte fue el catalizador para que en 1856, 25 miembros de su familia emigraran a Massachusetts. Otras 45 personas se fueron con el reverendo Taylor, primer sacerdote residente y profesor de primaria, a Sudáfrica en 1857. En la isla quedaron sólo 4 familias, con un total de 28 personas. Peter Green sucedió a William Glass como portavoz y guía de la comunidad.

        El declive de la industria ballenera en el transcurso del siglo XIX, la apertura del Canal de Suez en 1869 y la sustitución progresiva de la vela por el vapor hicieron que la isla quedara todavía más aislada  del resto del mundo.

        En 1867, el Príncipe Alfredo, Duque de Edimburgo y segundo hijo de la reina Victoria, visitó Tristan da Cunha a bordo del HMS Galatea en viaje alrededor del mundo. En su honor, el asentamiento pasó a llamarse “Edimburgo de los Siete Mares”. En 1876 el Reino Unido declaró formalmente el archipiélago, parte del Imperio Británico. En 1881 la población había aumentado hasta alcanzar 110 personas

        En 1881 y 1882 dos naufragios aparentemente fraudulentos hicieron que las compañías aseguradoras empezaron a negarse a asegurar buques en navegación por el Atlántico Sur, agravando la mala situación comercial de la isla. El segundo de estos naufragios, el embarrancamiento deliberado del buque estadounidense Henry B Paul y el subsiguiente desembarco de ratas negras en la isla ocasionó un desastre ecológico.

Cria de albatros. Foto de Susan Scott

 

        El 28 de noviembre de 1855 se abatió sobre la isla la tragedia más devastadora jamás acontecida: se perdió el bote salvavidas de la isla con la práctica totalidad de los varones de la comunidadad (15). El 26 de diciembre del mismo año, a la llegada del “Ciudad de Esparta”, la población era de 92 personas, con 13 viudas y únicamente dos varones adultos: Peter Green de 77 años y Andrew Hagan de 69.

        El gobierno británico dispuso un buque anual para aprovisionar la maltrecha comunidad.

        En 1889 se les ofreció a los isleños un pasaje gratuito para desplazarse a Ciudad del Cabo, pero sólo 10 personas lo aprovecharon.

        En 1892, 13 residentes más decidieron emigrar, reduciéndose la población a apenas 50 habitantes.

        De nuevo se sucedieron algunos naufragios que se tradujeron en un aumento de los varones en la isla.

        En 1899 la comunidad volvía a ser viable con 74 personas distribuidas en 18 familias.

    Gracias al carpintero Gaetano Lavarello, se diseñó y ejecutó un nuevo tipo de chalupa (longboat), utilizada para navegar hasta la isla Inaccessible y poder recolectar huevos de albatros, pardelas y pingüinos.

        En 1906, a causa de un año inusualmente seco, se perdieron casi 400 cabezas de ganado y la cosecha de patatas fue muy pobre.

        En 1908, dos hermanos Glass regresaron casados con dos hermanas irlandesas que introdujeron la religión católica en la isla.

    Durante la I Guerra Mundial, el Almirantazgo retiró el barco de aprovisionamiento anual. Cerca de diez años estuvo la isla sin recibir correo. En julio de 1919 el HMS Yarmouth llevó la noticia de la firma del armisticio.

    La década de los veinte conoció el ministerio del reverendo Rogers, quien organizó la construcción de la iglesia de St. Mary y la ampliación de la escuela. También vivió la primera expedición científica y el levantamiento de un mapa detallado de la isla por Allan Crawford.

    En 1938 la isla pasó a ser considerada una dependencia de Santa Helena.

    En 1942 se estableció en la isla una estación naval (HMS Atlantic Isle) básicamente meteorológica y de comunicaciones. Bajo la dirección del teniente cirujano Wooley se construyeron oficinas, un pequeño hospital, una tienda-almacén, una nueva escuela, agua corriente en las casas y un sistema de alcantarillado. El teniente Wooley también reactivó el Consejo Insular y, en su cargo de responsable de la estación naval, se convirtió de hecho en el primer “administrador” británico.

    Después de la guerra, el gobierno británico garantizó la residencia de un Administrador, un operador de radio, un médico y un maestro.

    El reverendo Lawrence impulsó la creación, en 1949, de la Tristan Development Corporation dedicada a la comercialización de la langosta.

    La década de los cincuenta la isla disfrutó de un boom económico debido a los empleos asalariados de la administración británica,  las ganancias de la industria langostera y las frecuentes escalas de pesqueros y buques de aprovisionamiento. En 1956 se llegó a un acuerdo con el gobierno sudafricano permitiendo el establecimiento de una estación meteorológica en la isla de Gough a cambio de que un barco sudafricano viajara anualmente a Tristán.

    En 1957, el Príncipe Felipe fue el segundo Duque de Edimburgo en visitar Tristan da Acunha.

    Aunque no se había registrado actividad volcánica en la historia humana de la isla, en agosto y setiembre de 1961 se registraron terremotos que causaron deslizamientos justo detrás del asentamiento. El 8 de octubre, un gran terremoto y un deslizamiento de tierra afectaron especialmente el este de Edimburgo abriéndose una grieta entre la población y la factoría de enlatado de langostas. Tras una reunión urgente del Consejo Insular presidida por el Administrador, se acordó evacuar la totalidad de la población (264 isleños y 26 residentes) a cobertizos en los campos de cultivo situados en la planicie del este de la isla. Tras surgir un nuevo cono volcánico, el 11 de octubre se decidió evacuar la isla vía Ciudad del Cabo. El 3 de noviembre los refugiados llegaron a Southampton.

      Después de soportar el frio invierno de 1962/1963, de padecer la gripe y otras enfermedades desconocidas hasta ese momento por los isleños y de sufrir algunos robos, la Oficina Colonial organizó una votación para decidir si la comunidad deseaba retornar a la isla. Una abrumadora mayoría votó a favor del regreso (148 a favor por sólo 5 en contra). En dos oleadas, 249 isleños regresaron a su hogar. El 10 de noviembre de 1963, la mayoría de la comunidad más aislada del mundo había vuelto a su capital arrasada por el volcán, rechazando la boyante sociedad consumista de la animada Inglaterra de los sesenta.

    Edimburgo estaba medio destruido como consecuencia de las erupciones y terremotos, se habían producido algunos saqueos en las casas, los huertos y cultivos se encontraban arruinados y la cabaña de la isla había sucumbido a los ataque de los hambrientos perros abandonados. La comunidad emprendió con energía la reconstrucción y antes de acabar la década, la isla volvía a florecer y la paz y el bienestar volvían a reinar en ella.

    Un ciclón extra-tropical alcanzó la isla el 21 de mayo de 2001, causando pequeños daños y arrancando algunos tejados.

    En el mes de mayo de 2006, faltó el remolque de una plataforma petrolífera que se estaba trasladando desde Brasil a Sudáfrica y la misma acabó embarrancando en la costa SE de la isla, donde aun permanece.

    En febrero de 2008 hubo un incendio en la factoría pesquera, lo que tuvo una gran repercusión económica.

    El 1 de setiembre de 2009 entró en vigor una nueva constitución para las islas atlánticas británicas al mismo tiempo que cambió su estatus dentro del Reino Unido, pasando a formar parte del British overseas territory of Saint Helena, Ascension and Tristan da Cunha

    En marzo del 2011 naufragó un mercante en la costa de la isla y originó un derrame de más de 1000 toneladas de combustible con las subsiguientes graves efctos ecológicos (más de 20.000 aves afectadas).

Foto de http://bloglemu.blogspot.mx

 

    En noviembre de 2011 el barco "Puma's Mar Mostro" de la Volvo Ocean Race llegó a la isla tras romperse su mástil en la primera etapa entre Alicante y Ciudad del Cabo. Este acontecimiento sacó del anonimato al archipiélago en la prensa internacional.

 

ACTUALIDAD:

    La economía de la isla se sustenta básicamente en la agricultura y la pesca. Toda la tierra es de propiedad comunitaria  y el número de cabezas de ganado está estrictamente controlado para preservar los pastos y prevenir que existan familias con mejor posición económica que otras.

    No se permite tampoco la compra de tierras o el asentamiento de personas de fuera de Tristan da Acunha. La venta de sellos, principalmente a coleccionistas, también aporta unos ingresos considerables.

    En la isla se utiliza la misma moneda que en el Reino Unido, la libra esterlina.

   Aunque algunos jóvenes de Tristán da Cunha se marchan de la isla en busca de pareja, los matrimonios entre los propios habitantes son la regla, y hacen que sólo haya ocho apellidos diferentes en la isla: Glass, Green, Hagan, Laverello, Repetto, Rogers, Swain y Patterson, repartidos en 80 familias, lo que ha propiciado un perfil genético con una mayor frecuencia de determinadas patologías como el asma y el glaucoma. Sin embargo, otras enfermedades comunes en el resto del mundo, como los resfriados, no existen salvo como consecuencia de la visita del algún barco.

    Permanentemente hay en la capital un médico residente y cinco enfermeras. Dentistas y otros especialistas acuden periódicamente a la isla. Las urgencias sanitarias se derivan a Ciudad del Cabo. 

    Según estudios realizados en 1993 y 1994, cada individuo adulto bebió casi 50 litros de whisky de media por año. Curiosamente, por el momento, no ha aumentado el número de cirróticos en la isla.

    Actualmente existe en Edimburgo de los Siete Mares, una tienda de ultramarinos, una emisora local de radio, un café, un videoclub, una piscina y una pista de tenis. Los habitantes también poseen un centro comunitario de reunión. La televisión se introdujo en la isla (vía satélite) en 2001.

    La conexión con el mundo exterior se mantiene a través de un teléfono/fax vía satélite, situado en la oficina del administrador. No hay aeropuerto y sólo se puede llegar al puerto en bote. La llegada anual del buque RMS Saint Helena (el último buque correo del mundo) trae consigo nuevos productos de consumo, alimentos envasados, medicinas, libros, videos, revistas, correo y visitantes ocasionales.

    Desde el año 1999, existe acceso a internet y según un reportaje realizado por el periódico español “El país” en 2007: "Para el futuro", explica el administrador Mr. Hentley, "buscamos establecer, con el generoso apoyo de IBM y otros donantes, una conexión de telemedicina para permitir que el centro médico de la isla pueda realizar consultas a través de Internet con expertos facultativos de otros lugares, de manera que se puedan abordar tratamientos y cuidados de pacientes. También nos planteamos impulsar métodos educativos de aprendizaje a distancia", agrega el administrador. "Nuestro uso de Internet ha aumentado ahora que tenemos un acceso más rápido y más barato. Esto ha permitido establecer en la isla un cibercafé que es muy popular. Todavía no hemos sido capaces de llevar Internet a todas las oficinas y hogares; pero planeamos hacerlo tan pronto como dispongamos de fondos", concluye Hentley desde la isla, accesible a quien quiera comunicarse con él a través de la dirección de correo electrónico admin@tristandc.com.

    En la isla se edita un periódico online:  http://www.tristantimes.com/.

    La población actual (2009) es de 272 personas. El desempleo es prácticamente desconocido. Las mujeres, en general, tienen una mejor preparación intelectual que los hombres.

 

    Román Sánchez Morata - 25-09-2012 y 20-01-2015

 

Fuentes:

http://www.tristandc.com/

http://es.wikipedia.org

http://www.uni-due.de

http://www.tristandc.com

http://www.taringa.net

http://www.darkroastedblend.com

http://elpais.com , Santiago Belaustegui Goitia “El país”

http://vibles.blogspot.mx

http://www.nuestrorumbo.com

http://docudesconciertos.blogspot.mx

http://herbaria.plants.ox.ac.uk/bol/tristan

http://mapas.owje.com