El 25 de agosto se cumplen 40 años del extraordinario concierto de Roxy Music & King Crimson en Barcelona

22.07.2022 11:14

 

Estadi Municipál Narcís Sala (U.S. Sant Andreu), Barcelona, 25 de agosto de 1.982.

Un concierto extraordinario, que para mi fue especial por varias razones:

.- Nuestra empresa, fundada en 1981, aún habiendo hecho algunos conciertos importantes en 1982 (Grateful Dead, Scorpions e Iron Maiden) todavía no habia realizado ninguno de gran formato, al aire libre.

Uno de los motivos era que la estrategia de la competencia ─Gay & Co─ para seguir siendo la única promotora de grandes conciertos en España, era acordar exclusivas de explotación o trato preferente con los recintos grandes de cada ciudad. Pero “inventar” o adecuar recintos para la celebración de conciertos siempre se me dio bien, de manera que firmamos un contrato de exclusiva con la U.S. Sant Andreu. Nosotros hacíamos algunas obras en el estadio, les garantizábamos 500.000 pesetas anuales de alquiler más un porcentaje de las entradas vendidas a partir de un determinado número de ellas.

Cuando se puso en el mercado la atractiva gira de presentación del LP Avalon de Roxy Music con ¡nada menos que King Krimson de teloneros! que también presentaban nuevo disco ─Beat─, la competencia ─Gamerco─ se quedó con las fechas de Madrid y San Sebastián ─23 y 24 de agosto─ y nosotros con la de Barcelona, ya que gracias al local “inventado” nuestra oferta pudo ser mejor.

Para ese concierto el staff ejecutivo de Gigs estaba compuesto por:

Paquita Muñoz - Secretaria de producción

Daniel Santamaria - Stage manager

Guillermo Adrián - Jefe de seguridad

Paz Canals - Jefe de prensa

Javier Gibert - Director financiero

Manuel Fernández - Director comercial y ayudante de producción

Carlos Carreras - Director artístico

Román Sánchez - Director de producción y Gerente

.- Era la primera actuación de Roxy Music en Barcelona pues las fechas españolas de la gira de 1980 (Barcelona en el Palacio de los Deportes, Gay & Co.) se suspendieron, creo recordar, por afección en las cuerdas vocales de Bryan Ferry. King Crimson, de la mano de Gay Mercader, había actuado en la ciudad en 1973, me parece que en el Palacio Municipal de Deportes de la calle Lérida.

.- Era el primer concierto en el Estadi Narcís Sala, es decir no teníamos experiencia previa de como resultaría el acceso y la circulación en los alrededores del Estadio.

Al final el acceso del público fue bastante fluido y sin muchos contratiempos, pero cuando ya había empezado el concierto de King Crimson ─finalmente no hubo teloneros─ es cuando se produjeron atascos en las entradas que no fueron peligrosos gracias a la antelación con que se abrieron las puertas, a la habilitación de sendas rampas para que el público pudiera acceder al terreno de juego y a la señalización ─pionera en algunos aspectos─.

Otra cosa fue la circulación y los aparcamientos. El colapso circulatorio en los alrededores fue total y la falta de aparcamientos notable.

Poco antes del inicio del concierto, con los componentes de King Crimson calentando en su camerino y las coristas y dos o tres componentes de Roxy Music coqueteando en el suyo, un portero de la puerta de la calle Virgili colindante con el Centre Esportiu Municipal vino a avisar que el autocar que llevaba a Roxy Music se encontraba encallado en la esquina de la rambla Onze de Septembre y la calle Virgili, rodeado de gente y sin posibilidades de avanzar o retroceder. Estaban justo en el lado opuesto de donde se encontraba la puerta de acceso al backstage. Sin pensarlo mucho salí a la calle y a pié llegué hasta el autobus donde el conductor me abrió la puerta. Trás un breve conciliábulo con Bryan Ferry, descendí a la calle seguido por este, Phil Manzanera y los restantes miembros de la banda y deprisa, pero sin correr, recorrimos en fila india, sorteando los grupos, toda la calle Virgili hasta la esquina con la calle Santa Coloma donde se encontraba la puerta del backstage.

Muchas de las personas que llenaban la calle reconociéron a los artistas, que iban vestidos con indumentaria para salir a tocar, pero nada sucedió excepto muchas miradas incrédulas o estupefactas. Imagino que ofrecíamos un aspecto curioso, especialmente por la planta de Phil Manzanera y Bryan Ferry, este último con chaqueta y camisa blancas, pajarita y pantalones tornasolados negros.

Sin más sobresaltos se inició la actuación de King Crimson que estaba compuesta por: Robert Fripp – guitarra, órgano eléctrico y frippertronics. Adrian Belew – guitarra y voz. Tony Levin – bajo, Chapman stick y coros. Bill Bruford – bateria, efectos y percusión.

Tocaron todos los temas de su nuevo album y algunos, pocos, temas antiguos. Unos 50 minutos de concierto que, a muchos, nos supieron a poco (vídeo interpretando Heartbeat en Japón).

Tras un breve interludio para retirar el backline de King Crimson, ¡por fin! podríamos ver a Roxy Music en directo. En esa época yo era un admirador y seguidor de la banda, poseyendo todos sus LP’s. De manera que me sentía satisfecho y contento de haber superado todas las dificultades como último responsable del evento, para entonces poder disfrutar del concierto como espectador.

Foto de https://cloud10.todocoleccion

La formación de esa gira estaba compuesta por: Bryan Ferry, Phil Manzanera, Andy Mackay, Andy Newmark, Alan Spenner, Neil Hubbard, Jimmy Maelen, Guy Fletcher y un coro formado por Tawatha Agee, Fonzi Thornton y Michelle Cobs.

Roxy Music no defraudó, tocaron casi todas las piezas del LP Flesh & Blood, varias de su nuevo album “Avalón” y algúnos de sus más famosos temas.

Su puesta en escena resultó elegante, vistosa y de buen gusto. Todo muy glamouroso, con un sonido impecable y una iluminación efectiva (vídeo interpretando My only love en Frejus).

Foto de https://fm.kuac.org

No recuerdo el número exacto de localidades vendidas, pero creo que estuvieron cerca de las 17.000.

Conservo algunas cifras de aquel concierto: Precio de las entradas 1.000 pesetas por unidad, neto de la entrada deducidos autores, menores y % del local: 806,1 pesetas/unidad.

Foto de https://3.bp.blogspot.com

Foto de https://cloud10.todocoleccion.online

Presupuesto previo total de gastos: 10.302.000 pesetas. Se cubrían gastos vendiendo 12.780 entradas.

Beneficio neto del concierto: 3.810.343 pesetas que una vez deducidos el alquiler anual del local, una amortización de deuda y otros gastos menores, quedaron en 2.282.357 pesetas a repartir entre los socios.

Román Sánchez Morata, 22 de julio de 2022

 

Fuentes:

Propias

Good Times de Carlos Carreras-Moysi y Julián García Hernández

https://thisisrock.es/

https://hemeroteca.lavanguardia.com

https://elpais.com/elpais.com/diario