El descubrimiento, progresivo, de Australia

28.11.2023 19:46

 

Mientras la existencia de Asia y África era conocida en Europa ya desde la antigüedad, y América fue descubierta hacia el año 1000 por los vikingos y redescubierta en 1492 por Colón, el continente meridional, la Terra Australis, se mantuvo oculto. Ello no es de extrañar, pues Australia se hallaba tan alejada de todos los territorios civilizados entonces conocidos, tan al margen de las contadas vías de tráfico exploradas a comienzos de la Edad Moderna, que fue necesaria la intervención del azar para que se descubriese la solitaria y gigantesca isla.

Hiparco de Nicea en el 150 a.C. ya sospechaba de su existencia, argumentando que por razones de equilibrio, era forzoso que los continentes se distribuyesen de un modo homogéneo; en consecuencia, en el mar del Sur tenía que encontrarse un continente, precisamente la Terra Australis.

Imagen de https://www.meteorologiaenred.com

 

Trescientos años más tarde, Ptolomeo adoptó la hipótesis de Hiparco, y su influencia sobre los geógrafos y astrónomos persistió hasta los comienzos de la Edad Moderna. En casi todos los mapamundis de los siglos XVI y XVII está dibujado un continenete austral alrededor de la Antártida con el nombre de Terra Australis incognita.

Mapamundi de Hondio. Siglo XVII

Imagen de https://http2.mlstatic.com/mapamundi-siglo-xvii

 

El primero en introducir este continente, que reproduce de distinta forma la representación ptolomeica de un continente meridional, fue el astrónomo alemán Johann Schöner, que en 1520, lo incluyó en su globo terráqueo.

Puede decirse que el descubrimiento de Australia se llevó a cabo progresivamente y por etapas.

La primera fue obra de los navegantes portugueses al sobrepasar el Cabo de Buena Esperanza y “descubrir” el Océano Índico en su derrota hacia oriente, hacia las islas de las especias.

La segunda fase corrió a cargo de los neerlandeses, concretamente del capitán Willem Janszoon, al servicio de la Compañía Holandesa de las Indias Orientales (Vereenigde Oostindische Compagnie o VOC), a bordo del Duyfken, quien, procedente del oeste, navegó por el Mar de Arafura y el Golfo de Carpentaria, desembarcando, el 26 de febrero de 1606, en el río Pennefather en la costa oeste de la península de Cabo York, en la actual Queensland. Este fue el primer desembarco documentado de un europeo en Australia. Janszoon cartografió unas 170 millas de la costa que el creyó erróneamente prolongación meridional de Nueva Guinea.

La tercera etapa la dió, al servicio de Castilla, Luis Váez de Torres en los meses de septiembre y octubre del mismo año, quien, procedente del este, atravesó, sin saberlo, el estrecho que lleva su nombre y reconoció la costa sur de Nueva Guinea, avistando probablemente el Cabo York.

La cuarta fase volvió a ser obra de capitanes de la VOC. Primero Hendrik Brouwer, quien en 1611, descubrió y denominó la derrota más rápida entre Cabo de Buena Esperanza y la isla de Java mediante los rugientes cuarentas primero y remontando hacia el norte después.

Imagen de https://en.wikipedia.org

 

A partir de 1616 todos los buques de la VOC utilizaron esta ruta, pero al no existir todavía un metodo seguro de calcular la longitud, algunos buques, al arrumbar al norte, podían topar con las costas sur y oeste del continente y naufragar en ellas. De esta manera Dirk Hartog, al mando del Eendragt, descubrió y dio nombre a una isla en la costa más occidental de Australia. Le siguieron el capitán Vlaming a bordo del Geelvink (1624) y Peter Nuyts al mando del Gulde Zeepard (1627) que navegó las costa SW y Sur hasta el meridiano 133º Este. Todos estos descubrimientos o exploraciones no indujeronron a los holandeses a colonizar esas áridas e inhospitas nuevas tierras, pero supusieron la esperanza de haber descubierto la Terra australis incognita.

La siguiente etapa también se debió a los neerlandeses. Anton van Diemen, gobernador general de Batavia, hombre resuelto y ambicioso, equipó dos barcos, el Heeemskerk y el Zeehaen y los puso al mando del reconocido navegante Abel Tasman con órdenes de encontrar la citada Terra Australis, de la que tal vez formaba parte Nova Hollandia, como se llamaba a las costas y tierras descubiertas en los años precedentes.

Imagen de https://www.deverhalenvangroningen.nl

 

Tasman zarpó de Batavia en agosto de 1642, navegó primero hacia el SW y después hacia el SSW hasta que la niebla, el mal tiempo y el frío le obligaron a cambiar el rumbo y poner proa al NE. Descubrió la isla de Tasmania, que él nombró Tierra de van Diemen, una parte de la costa occidental de la isla sur y toda la de la isla norte de Nueva Zelanda, las islas Fiji o Fiyi, regresando posteriormente a Batavia.

Imagen de https://cdn.britannica.com

 

La expedición no logró su objetivo principal, pero demostró que Nueva Holanda era una isla enorme, por lo cual no podía ser parte de la Terra Australis. En una posterior expedición, reconoció y cartografió la costa norte de Nueva Holanda y parte de la sur de Nueva Guinea, sin ver o redescubrir el estrecho de Torres.

Mapa de Nova Hollandia 1644 de Melchisédech Thévenot basado en uno del cartógrafo Joan Blaeu

Imagen de https://upload.wikimedia.org

 

Al ser las costas y tierras descubiertas inhóspitas y secas, los holandeses pronto dejaron de interesarse por ellas.

El Almirantazgo británico tomó el relevo, enviando a William Dampier, al mando del Roebuck, a descubrir el continente austral. Zarpó en 1699 y tras una larga navegación tropezó con la costa occidental de Nueva Holanda. Pasó cinco semanas explorando el territorio, sin encontrar ni agua suficiente ni indígenas, por lo que volvió a embarcar dirigiéndose hacia el norte. Costeó y cartografió la costa entre Shark Bay y Roebuck Bay y, ante la falta de agua, arrumbó hacia Timor, que cartografió, en donde hizo aguada. Después arrumbó hacia el nordeste hasta la península de Bomberay en la costa SW de Nueva Guinea. Navegó la costa oeste y norte de esta isla hasta Nueva Bretaña que rodeó, demostrando que esta última isla no forma un todo con Nueva Guinea.

 Imagen de https://rabaulhistoricalsociety.pbworks.com

 

Pasaron 12 lustros sin que ningún barco recalara en el continente austral, pero la Terra Australis incognita seguía apareciendo en los mapamundis. En 1767 Louis Antoine de Bougainville, en su viaje de circumnavegación del mundo, recaló en la costa este de Nueva Holanda, pero la Gran Barrera de Arrecifes le impidió desembarcar.

Mapamundi francés de 1754

Imagen de https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons

 

La costa este de la isla-continente se resistía a ser descubierta por los europeos hasta que James Cook, en 1770, en su primer viaje, recaló en Punta Hicks en la costa SE del continente. Desde este lugar navegó hacia el norte reconociendo y cartografiando la costa este del continente, siendo el primer europeo en desembarcar en la misma ─en Botany Bay el 29 de abril, tomando posesión para el Reino Unido de la parte este de la isla continente que denoninó Nueva Gales del Sur─, para proseguir a lo largo de la Gran Barrera de Arrecifes y penetrar en el océano Índico a través del Estrecho de Torres, desmostrando que Nueva Holanda o Australia era una isla. Podemos considerar que con este hito finalizó el descubrimiento del nuevo continente.

Imagen de https://historia.nationalgeographic.com.es

 

Los informes de Cook y Banks mostraban una tierra más amable y susceptible de colonizar y despertaron un vivísimo interés en Inglaterra. La pérdida de las colonias norteamericanas privaron al Reino Unido no sólo de parte de sus fuentes de riqueza económica, sino también de la posibilidada de establecer fuera de la metrópoli su excedente de población, sobre todo sus presidiarios, que hasta entonces habían sido transferidos al Nuevo Mundo en calidad de mano de obra barata. Las nuevas tierras australes ofrecían espacio y posibilidades de subsistencia a los penados indeseables de la metrópoli.

Así, el 13 de mayo de 1787 zarpó una flota de 11 barcos al mando del comodoro Arthur Phillip. La flota estaba compuesta por dos buques de la armada, el bergantín de 10 cañones HMS Sirius y el buque nodriza armado HMS Tender, seis transportes de convictos, Alexander, Charlote, Friendship, Prince of Wales, Scarborough y Lady Penrhyn y tres transportes, Golden Grove, Fishburn y Borrowdale, con comida para dos años y suministros básicos para la proyectada colonia.

El transporte Lady Penrhyn

Imagen by Frank Allen - Gooreen collection., Public Domain, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=17110630

 

El número exacto de convictos, marines, funcionarios y ciudadanos libres que desembarcaron en Sidney se desconoce, pero parece probable que fueran alrededor de mil, de los cuales unos 700 eran convictos, convictas y sus hijos e hijas menores.

Despues de sendas escalas en Santa cruz de Tenerife, Rio de Janeiro, Ciudad del Cabo, llegaron a Botany Bay, tras 252 días y más de 15.000 millas, el 18, 19 y 20 de enero de de 1788.

La bahía no ofrecía ni buen fondeadero, ni aguada próxima, ni condiciones defensivas adecuadas, por lo que un pequeño grupo embarcó en tres botes y navegó hacia el norte hasta dar con Port Jackson, avistado y nombrado, pero no reconocido por J. Cook. El 26 de enero la flota levó anclas y al siguiente día fondeó en Port Jackson.

El lugar escogido para fondear era abrigado, tenía suficiente profundidad cerca de la orilla y un riachuelo desembocaba en lo que Phillip llamó Sydney Cave, en honor de Lord Sydney, el Home Secretary británico. De manera que el 27 de enero de 1788 se estableció el primer asentamiento permanente en Nueva Gales del Sur, actualmente el Día Nacional de Australia.

La Primer Flota entrando en Sydney, dibujo de William Bradley del HMS Sirius

Imagen de https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/

 

En junio de 1790 llegó a Sydney una segunda flota de seis barcos con más convictos, comida y suministros. En el interín los colonos, liderados por el Gobernador Arthur Phillip, tuvieron que trabajar duro para instalarse adecuadamente y para obtener comida, mediante la caza, la recolección y el roturado y sembrado de tierra fertil.

A partir de 1791 el flujo de barcos de la metrópoli fue regular.

En 1792 se desembarcaron en Sydney 23 vacas, 11 caballos, 105 ovejas y 23 cerdos. Despues de cuatro años del establecimiento de la colonia, por fin esta era autosuficiente.

En 1793 llegaron a Sydney los primeros colonos libres y visitaron la colonia los buques de la expedición Malaspina.

Mapa de 1786

Imagen de https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons

 

En 1801 y 1802 Matthew Flinders, a bordo del HMS Investigator dirigió la primera circumnavegación de Australia.

Imagen de https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons

 

En 1803 se fundó el primer establecimiento en Tasmania, por entonces llamada Tierra de Van Diemen.

En 1827 se creó la primera colonia en Western Australia.

En 1836 se estableció la provincia de South Australia.

En 1838 llegaron a Adelaida los 200 primeros inmigrantes libres no británicos, en este caso, alemanes de Silesia.

En 1851 se declaró la “Fiebre del oro australiano” con el consiguiente aumento de la inmigración de todas las nacionalidades. El censo australiano de ese año se acercaba a las 430.000 personas.

En 1901 se constituyó como Commonwealh of Australia.

En la actualidad es un estado soberano, una monarquía constitucional, federal y parlamentaria, un país próspero que comprende seis estados y diez regiones con cerca de 27 millones de habitantes.

Román Sánchez Morata, 28-11-2023

 

El paso del Atlántico al Pacífico y viceversa

Joan Perés Hernández, navegante y explorador mallorquín

Fuentes:

Grandes exploraciones geográficas de Paul Herrmann

https://www.geni.com

https://en.wikipedia.org

https://bound-for-south-australia.collections.slsa.sa.gov.au

https://web.archive.org/web/20050617040121/

https://www.pioneerssa.org.au

https://handwiki.org

https://www.tynebuiltships.co.uk

hhttps://www.lavanguardia.comttps://es.wikipedia.org

https://www.lavanguardia.com https://www.milenio.com