Islas Auckland - El archipiélago de los naufragios

28.03.2018 10:01

 

Las derrotas ortodrómicas de los buques procedentes tanto de los principales puertos del Océano Índico –Calcuta, Perth, Adelaida y Melbourne– como de los del Mar de Tasmania –Sydney y Newcastle–, al Cabo de Hornos pasan cerca de las Islas Auckland. En la época dorada de los grandes veleros –antes de la apertura del Canal de Panamá en 1914–, los barcos procedentes de dichos puertos que se dirigían a Hornos o los puertos del sur de Chile, descendían hacia el sur buscando los poderosos vientos del oeste de los aullantes cincuentas para conseguir una travesía más rápida del Pacífico. Al mismo tiempo, se aproximaban o seguían las derrotas ortodrómicas citadas anteriormente, pasando más o menos cerca de las Auckland Islands. Como consecuencia de una climatología lluviosa –con brumas frecuentes y poca visibilidad–, de la ausencia de faros o luces y de la imprecisa situación en las cartas de aquel entonces, éste archipiélago adquirió muy mala fama entre los navegantes de los siglos XIX y XX. Sin llegar a las cifras de las Islas Sorlingas, 9 naufragios conocidos en 74 años no son poca cosa.

Islas Auckland

Están situadas a unas 250 millas al SSW de la isla sur de Nueva Zelanda.

Imagen de https://www.google.com.mx/map

El archipiélago pertenece a Nueva Zelanda y está formado por una isla grande que da el nombre al grupo –Auckland–, tres medianas –Adams, Enderby y Disappointment–, 10 pequeñas, algunos islotes y varias rocas. En total tienen una superficie de 625 Km². Las islas son de origen volcánico y de relieve muy montañoso, accidentado y abrupto, sus costas albergan numerosos fiordos, profundas ensenadas y puertos naturales. La máxima altura de las islas es el Mount Dick –705 m– en la isla Adams. En la isla Auckland –la mayor– hay 4 picos de más de 600 metros de altura, siendo el más alto de ellos el Cavern Peak de 659 metros. El clima de las islas es subpolar oceánico con una temperatura media anual de 8,13º C. El mes más cálido es enero (14,8º C de máxima) y junio el más frío (3,2ºC de máxima). Llueve una media de 311 días al año, siendo julio y enero los meses más secos y abril el más lluvioso.

Foto de By Jackaranga - Own work, SRTM data, CC BY-SA 3.0

https://commons.wikimedia.org/w

 

Hay evidencias de que los primeros descubridores del archipiélago fueron polinesios. En la isla Enderby se han encontrado restos de un asentamiento de este pueblo del siglo XIII. Las islas en Maori se denominan Motu Maha o Maungahuka.

El 18 de agosto de 1806 Abraham Bristow, capitán del ballenero británico “Ocean”, redescubrió las islas y les impuso el nombre de "Lord Auckland's" en honor del amigo de su padre William Eden, primer barón de Auckland. Bautizó la isla mas nororiental con el nombre del propietario del buque, Samuel Enderby. Bristow volvió al archipiélago al año siguiente a bordo del “Sarah” y proclamó la soberanía del Reino Unido.

Balleneros y cazadores de focas establecieron bases temporales en las islas, que se convirtieron en una de las principales factorías del Pacífico en los años inmediatamente posteriores a su descubrimiento. Hacia 1812 se habían matado tantos lobos marinos que las islas perdieron su importancia comercial y las visitas al archipiélago declinaron. A partir de 1825, la población de otarios se recuperó y, en consecuencia, los cazadores de focas volvieron, aunque en menor cantidad.

En 1839 el explorador Dumont D’Urville visitó las islas y al año siguiente lo hizo James Clark Ross, quienes hallaron en la isla mayor cerdos, gatos y ratones perfectamente adaptados, descendientes de los importados por los loberos.

Puerto Carnley y Paso Victoria. I. Adams a la derecha

Foto de https://www.nzlandscapes.co.nz

 

En 1842 una pequeña partida de maoríes y sus esclavos morioris de las Islas Chatham emigraron al archipiélago y se dedicaron a la caza de lobos marinos y al cultivo de lino.

En 1849 Charles Enderby (nieto de Samuel Enderby) estableció un asentamiento de unas 200 personas –Hardwicke– en Puerto Ross, basado en la agricultura y la caza de otarios.

En agosto de 1852 se abandonó el asentamiento y los colonos regresaron a Nueva Zelanda. Los maories también dejaron las islas en marzo de 1856. Todos encontraron el clima demasiado riguroso y el suelo demasiado pobre como para sobrevivir.

En 1863 el archipiélago se incluyó oficialmente en la extensión de los límites de Nueva Zelanda.

En marzo de 1904 el “Discovery” de vuelta de la National Antartic Expedition se reunió con el “Morning” y el “Terra Nova” en Puerto Ross.

En 1907 la Sub-Antartic Islands Scientific Expedition permaneció 10 días en las islas efectuando un estudio botánico, zoológico, geológico y magnético.

En 1910 se declaró Reserva Natural a la Isla de Adams y en 1934 a la totalidad del archipiélago.

Durante la 2ª GM, entre 1941 y 1945, las islas acogieron una estación meteorológica como parte de un programa de observación costera, operada por científicos voluntarios.

Actualmente las islas están deshabitadas, aunque estos últimos las visitan regularmente.

A partir de 1990, el gobierno de Nueva Zelanda inició una campaña de erradicación de las especies no nativas –vacas, conejos y cerdos– para restaurar el equilibrio ecológico en las islas.

En 1993 se estableció el Auckland Islands Marine Mammal Sanctuary y en 2003 el Auckland Islands – Motu Maha Marine Reserve. Administrativamente, las Auckland Islands, junto a las Antipodes Islands, las Bounty Islands, las Campbell Islands y las Snares Islands, forman parte de las New Zealand's subantarctic islands.

En 1998 la Unesco las declaró Patrimonio de la Humanidad.

En 2014 todas las New Zealand's subantarctic islands fueron declaradas National Nature Reserves, el más alto estatus conservativo posible.

Las autoridades permiten el acceso, muy limitado, de turismo en las islas Enderby y Auckland.

Costa sur de la isla Adams

Foto de https://www.nzlandscapes.co.nz

 

El archipiélago de los naufragios

1833 “Rifleman”

Construido en Montreal en 1825, de aproximadamente 400 toneladas de desplazamiento y aparejado de fragata, el Rifleman zarpó de Hobart, Tasmania con destino a Londres el 14 de abril de 1833 al mando de su capitán y propietario Robert Hutchinson. Cargaba 360 balas de lana, 382 fardos de barbas de ballena, 5 barriles de pieles de canguro, 1 tonel de pieles de foca y otros artículos de menor cuantía. Nunca más se supo nada del barco, su carga y su tripulación.

El destino del barco y de sus 12 tripulantes y 6 pasajeros permaneció ignorado hasta que en 1976 se recuperaron algunos objetos del fondo del mar, al pie de unos acantilados de la costa oeste de la isla Auckland, un poco al norte de Bristown Point. Gracias a ellos se supo que los restos del naufragio encontrados pertenecían al "Rifleman".

Jeringa vaginal perteneciente al Dr. William Porteous, pasajero del “Rifleman”

Foto de https://www.nzgeo.com

 

Es de suponer que los tripulantes y pasajeros perecieron en el naufragio o poco tiempo después en la isla: sus restos nunca se encontraron.

 

Mapa de alta resolución ampliable del archipiélago

 

1864 “Grafton”

De éste naufragio se conoce todo, pues dos de sus protagonistas escribieron sendos relatos y en el año 2007 Joan Druett escribió “Island of the Lost: Shipwrecked at the Edge of the World”, una novela sobre dicho naufragio y el del “Invercauld” y las epopeyas que vivieron ambas tripulaciones.

El "Grafton" era un carbonero mangudo y sólido de 75 toneladas de porte, aparejado de goleta de velacho. Pertenecía a los comerciantes de Sydney Sarpy & Musgrave, quienes lo mandaron a un viaje de prospección a la isla Campbell en busca de estaño y al mismo tiempo a la caza de focas en la región. Contrataron a Francois Raynal –francés, 33 años, amigo de uno de los socios– como factor y segundo oficial, a Thomas Musgrave –británico nacido en norteamérica, 30 años, sobrino del otro socio– como capitán y a otros tres tripulantes: Henry Forgés, portugués, 28 años, Alexander Mclaren, noruego, 28 años y George Harrys, inglés, 20 años.

El 12 de noviembre de 1883 se hizo a la vela desde Sydney.

El 2 de diciembre fondeó en la isla, donde permaneció cerca de un mes. No encontraron trazas de yacimientos de estaño y sólo cazaron unos pocos leones marinos.

A finales de diciembre la goleta volvió a zarpar de regreso a Sydney con escala en las islas Auckland, las cuales avistó al día siguiente.

La goleta entró en Puerto Carnley el primer día de 1864, donde pudieron ver numerosos otarios en la orilla. El tiempo empeoró rápidamente, impidiéndoles buscar un mejor tenedero. Fondearon en este puerto con dos anclas. En la noche del 2 al 3 de enero, faltó una de las cadenas y pronto el otro fondeo garreó yendo a varar a una playa rocosa. Al amanecer toda la tripulación consiguió ponerse a salvo en tierra.

Imagen de https://www.researchgate.net

 

Consiguieron salvar casi todo el contenido del barco y en días posteriores, en un pequeño claro del bosque costero contiguo al lugar del naufragio, construyeron una cabaña con piedras, madera del bosque y madera del naufragio que bautizaron con el nombre de Epigwaitt.

Restos del refugio “Epighweitt” en 1909

Foto de https://upload.wikimedia.org

 

La dieta de los náufragos consistía básicamente en leones marinos, pájaros, pescado y mejillones. La comida era una constante preocupación, especialmente cuando la colonia de otarios emigró de Puerto Carnley.

Después de un año en la isla comprendieron que nadie vendría a rescatarlos. Como el casco de la goleta estaba demasiado dañado como para repararlo, decidieron construir un bote con los restos del “Grafton”. Instalaron una forja junto a la cabaña para fabricar las herramientas y herrajes necesarios para la construcción.

En el verano de 1865 terminaron el “Rescue”, un bote de 17 pies de eslora y 6 de manga.

El 19 de julio el capitán Musgrave, el piloto francés y el tripulante noruego zarparon, y los otros dos tripulantes permanecieron a la espera. Inicialmente el viento les fue favorable, pero pronto empeoró: la pequeña embarcación resistió el temporal durante cinco días.

El 24 entraron en Port Adventure en Stewart Island, una pequeña isla situada al sur de Nueva Zelanda. Tras un día de descanso les llevaron a Invercargill, donde fueron recibidos calurosamente. En dicha ciudad, al sur de la Isla Sur de Nueva Zelanda, las autoridades no podían organizar una misión de rescate por falta de fondos... Rápidamente se organizó una suscripción popular que reunió fondos para fletar y equipar al cuter “Flying Scud” con Musgrave como piloto. Siete semanas más tarde estaban de vuelta con los dos náufragos restantes a bordo. Los cinco tripulantes y compañeros de epopeya volvieron a reunirse, esta vez a salvo y en tierra amiga.

Mapa de De Johantheghost - Trabajo propio, CC BY-SA 3.0

 

1864 “Invercauld”

Ésta bricbarca (barque o bark en inglés) de madera se construyó en el astillero de Smith en Aberdeen, Escocia, RU y se botó en octubre de 1863. Tenía un registro de alrededor de 1100 toneladas, 181 pies de eslora, 34 de manga y 20 de calado máximo. Era propiedad de un consorcio de firmas inglesas y escocesas, el capitán era George Dalgarno y el primer oficial era Andrew Smith.

“Invercauld” Oleo de T.G.Purvis

https://upload.wikimedia.org

 

El 21 de febrero de 1864 zarpó con destino a Valparaiso (o el 2 de mayo con destino a Callao según otras fuentes).

El 4 de marzo o el 11 de mayo naufragó en las Auckland. Al anochecer del día anterior avistaron tierra a lo lejos. Primero llegó la niebla, después la calma, a continuación la corriente y, finalmente, un chubasco del SW…

Foto de https://www.pinterest.com.mx

 

A las dos de la madrugada el “Invercauld” abordó un arrecife cercano a los gigantescos acantilados del extremo NW de la isla mayor. El impacto fue tan impresionante que lanzó los dos palos por la borda. El barco se desintegró rápidamente. Toda la tripulación fue arrojada al mar y quienes pudieron consiguieron nadar hasta una pequeña cala entre los acantilados. Al amanecer vieron que se habían salvado 19 de los 25 tripulantes, algunos heridos y otros más o menos magullados, pero todos empapados, descalzos y ateridos de frío. En la playa recuperaron algo de madera, un poco de galleta y algunas piezas de puerco salado y empapado.

Acantilados de la costa W de la Isla Auckland

Foto de https://www.google.com.mx

 

Una vez en tierra, al parecer ni el capitán ni el primer oficial supieron liderar al grupo.

Tras escalar el acantilado –dejando atrás a un malherido– pudieron reconocer Puerto Ross desde una cima cercana, hacia donde se dirigió la mayoría. El terreno estaba cubierto de nieve y escarcha. Consiguieron cazar un cerdo para recuperar fuerzas, pero, a pesar de la corta distancia, tardaron varios días en llegar ahí a causa de la intrincada y espesa maleza. Durante el recorrido pereció otro marinero, probablemente de frío.

Unos días después el grupo de náufragos se dividió y cada grupo actuó independientemente, con desastrosos resultados. Parece ser que incluso se dio un caso de canibalismo...

El capitán, el primer oficial y 4 tripulantes permanecieron en Puerto Ross y consiguieron encender fuego. Sobrevivieron varios meses capturando peces en los charcos que quedaban entre las rocas en bajamar, moluscos y ocasionalmente algún lobo marino. Con las pieles de estos animales y ramas de árboles construyeron una especie de piragua con la que cruzaron el estrecho que separa la isla mayor de Enderby Island. En esta última isla los conejos dejados por los colonos maories cuando abandonaron la isla en 1856 se habían adaptado y multiplicado, asegurando el alimento mínimo a esta partida de náufragos. Tres de ellos murieron sucesivamente en un corto intervalo de tiempo. De las otras partidas nunca más se supo. Armaron una pequeña cabaña/tienda estilo esquimal con pieles, que les protegía relativamente de las continuas lluvias y de la severidad de tan espantoso clima.

De tiempo en tiempo, cuando había calma, cruzaban el estrecho con su rústica canoa hasta Puerto Ross para ver si encontraban alguna foca o alguna traza de sus compañeros. Así pasó un año. Un día, durante una de dichas excursiones, vieron entrar un bergantín. Este barco rescató a los 3 supervivientes y los llevó hasta el puerto peruano de Callao o el chileno de Valparaiso. Según las fuentes, este barco era español, portugués o francés.

 

El cuter “Flying Scud” regresaba de rescatar a los dos últimos tripulantes del “Grafton”, cuando entró en Puerto Ross, donde se encontró el cuerpo de uno de los náufragos del “Invercauld”, en las ruinas de una de las viviendas de la fracasada colonia de Hardwicke. Cayeron entonces en la cuenta de cada una de las tripulaciones náufragas habían convivido unos meses en las islas sin conocer la existencia de la otra.

 

1866 “General Grant”

Era una bricbarca de tres mástiles y 912 toneladas de peso muerto construida en Maine en 1864 y matriculada en Boston, Massachusetts. Tenía casco de madera, 55 metros de eslora, 10,5 de manga y 6,5 de calado. Era propiedad de Messers Boyes, Richardson & Co. El 4 de mayo de 1866 zarpó de Melbourne con destino Londres, vía Cabo de Hornos, al mando del capitán William H. Loughlin. Llevaba 58 pasajeros, 25 tripulantes y una carga de lana, pieles, 2.576 onzas de oro y 9 toneladas de lastre de latón. Entre los pasajeros había algunos mineros de los yacimientos de oro australianos.

Dibujo de https://alchetron.com

 

A las 23 horas del 13 de mayo avistaron las islas por la proa. Con la corriente empujando y únicamente ventolinas, la tripulación fue incapaz de cambiar el rumbo. El barco colisionó contra los acantilados y derivó hasta una gran cueva en la costa oeste de la isla mayor. Debido a la marea creciente y a la marejada, el palo mayor golpeaba repetidamente contra el techo de la caverna hasta desfondar el casco. El barco no se hundió por completo pues no había mucha profundidad. En el interior de la gran cueva reinaba la oscuridad, no se sabía dónde desembarcar y continuamente caían piedras, rocas y restos de la arboladura, así que esperaron antes de lanzar los botes al agua.

ilustración de https://commons.wikimedia.org

 

Llegó el amanecer y prepararon los tres botes de a bordo –2 de 22’ y 1 de 30’–. Primero botaron uno pequeño que se mandó a explorar. Como no volvía y la marejada iba en aumento, botaron el segundo, donde embarcaron algunos pasajeros y tripulantes. El bote grande, que se hallaba en la toldilla, se llenó con los restantes pasajeros y como el barco se hundía rápidamente, enseguida quedó a flote. Por desgracia, justo al quedar libre del barco, una ola lo inundó completamente y se hundió. Tres personas consiguieron llegar nadando hasta donde aguardaban los otros dos botes. En total 15 personas –6 pasajeros y 9 tripulantes– sobrevivieron al naufragio. El capitán no abandonó la nave.

Los supervivientes, a bordo de los dos botes, vista la imposibilidad de desembarcar en semejantes acantilados decidieron remar hacia Disappointment Island, a unas 5 millas al WNW, donde llegaron al anochecer. Pudieron desembarcar en una pequeña cala situada al este y descansar.

Al día siguiente se dirigieron al nordeste en demanda de Port Ross, en la isla principal, donde consiguieron entrar tras tres días y dos noches. Allí encontraron dos cabañas medio derruidas del antiguo asentamiento neozelandés.

Permanecieron un mes y medio en estos parajes y después se desplazaron en los botes hasta Carnley Harbour, donde encontraron la cabaña construida por los tripulantes del “Grafton”. El grupo se dividió entre los dos puertos para poder vigilar mejor el paso de buques.

Después de nueve meses, 4 de los tripulantes decidieron intentar llegar a Nueva Zelanda en uno de los botes. Se hicieron a la mar el 22 de enero de 1867 sin cartas, compás, ni ningún otro instrumento náutico. Nunca se supo nada más de ellos. En setiembre del mismo año murió otro superviviente, a los 62 años, por enfermedad.

Los otros 10 náufragos se trasladaron a Enderby Island en donde vivían de la caza de conejos focas y cerdos. El noviembre avistaron un barco, el cuter “Fanny”, pero no vio sus señales.

El 21 de noviembre, 526 días después del naufragio, por fin, el bergantín “Amherst” vio sus señales y rescató al grupo.

 

La repercusión que tuvieron estos tres últimos naufragios, provocaron que en 1877 las autoridades de Nueva Zelanda establecieran y mantuvieran depósitos de emergencia para náufragos en las islas. Instalaron tres de ellos en Port Ross, Norman Inlet y Carnley Harbour. Asimismo establecieron en las islas 40 postes indicadores de la dirección de los depósitos con pequeñas cantidades de suministros. Posteriormente se establecieron más depósitos y visitas regulares de buques gubernamentales a todas las islas subantárticas, para socorrer ulteriores víctimas de naufragios.

Foto de https://teara.govt.nz

 

1887 “Derry Castle”

Una bricbarca de hierro de 1.367 toneladas construido en Glasgow en 1883. En 1887 pertenecía a la firma P. Richardson & Co y estaba registrado en Bostón, Massachusetts, USA. Su capitán era J.Goffe.

En ruta desde Geelong, Victoria, Australia a Falmouth (Cornualles, Reino Unido), con 23 tripulantes, un pasajero y una carga de trigo, se fue a pique el 20 de marzo del mismo año, en un arrecife del extremo norte de Enderby Island, que ahora lleva su nombre.

Ocho náufragos consiguieron salvar la vida nadando hasta la isla. Desafortunadamente el depósito para náufragos de Sandy Bay situado en el sur, había sido saqueado de casi todo su contenido. Los náufragos construyeron rústicos refugios y se alimentaron de moluscos y del trigo recuperado del naufragio.

Morada de los náufragos en la isla Enderby (aprox. 1888)

Foto de https://collections.tepapa.govt.nz

 

Los supervivientes enterraron los cadáveres de sus compañeros ahogados depositados en la costa, al pié de un risco de espaldas al mar. Señalaron las sepulturas con el mascarón de proa del “Derry Castle”.

Después de tres meses en la isla encontraron una cabeza de hacha en la playa. Tras acoplarle un mango de madera del pecio, con mucha paciencia, dedicación e ingenio, construyeron una pequeña embarcación en la que dos de los hombres navegaron hasta Puerto Ross. Allí, en Erebus Cove, encontraron un depósito para náufragos intacto. Todos los supervivientes fueron trasladándose en varios viajes hasta este último puerto, al NE de la isla mayor.

Siguieron allí hasta que, casi medio año después del naufragio, los rescató el vapor de 45 toneladas “Awarua” que regresaba a Melbourne, Australia después de una campaña de caza ilegal de otarios en el archipiélago de los naufragios.

1891 “Compadre”

El 22 de enero de 1891, el “Compadre” –una bricbarca de acero de 800 toneladas– , al mando del capitán David Jones, zarpó de Calcuta con una carga completa de yute para Chile.

El 16 de marzo se descubrió que la carga había entrado en combustión. La bodega, en un vano intento de extinguir el fuego, se inundó. El capitán decidió proceder al puerto más cercano, Bluff, al sur de Nueva Zelanda, pero el 18 el tiempo empeoró y la situación se volvió crítica. La tripulación debía efectuar largos turnos en las bombas de achique para vaciar el agua que se introducía constantemente en la bodega para controlar el fuego. En la mañana del día 19 se avistó tierra y el capitán arrumbó hacia ella deliberadamente.

El estado de la mar impedía botar las embarcaciones auxiliares, por lo que la tripulación se situó en el bauprés. Cuando el buque embistió las rocas, en el interior de North Harbour en la costa norte de la isla mayor, la tripulación saltó. Algunos tripulantes se hirieron, pero todos se salvaron. El barco se destrozó y se hundió en menos de diez minutos.

Después de escalar el acantilado, vieron un poste indicador a lo lejos y se dirigieron hacia él. En el camino, uno de los supervivientes, muy magullado y cansado, dijo que haría una hoguera y se quedaría a dormir. El resto continuó hasta detenerse en una playa para recolectar moluscos y dormir.

Al día siguiente buscaron infructuosamente a su compañero noruego. Nunca volvieron a verlo. Finalmente llegaron al depósito para náufragos de Erebus Cove en Port Ross, donde encontraron una nota informando que el GSS Hinemoa había estado el mes anterior. Este buque hacía visitas regulares a los depósitos para renovarlos y rescatar posibles náufragos. La última visita había sido un intento de encontrar al “SS Kakanui” ‒visto por última vez zarpando de la isla Mcquarie el 3 de enero de 1891‒ o a sus tripulantes.

Erebus Cove

Foto de https://blog.teara.govt.nz

 

Los supervivientes se dividieron en dos grupos. Uno, al mando del capitán Jones, se quedó en Erebus Cove y el otro, al mando del oficial Mates, se fue a Carnley Harbour, donde, tras un duro viaje, encontraron otro depósito intacto. Ambas partidas sobrevivieron durante tres meses y medio hasta que las dos fueron rescatadas por el buque dedicado a la caza de focas “Janet Ramsay” el 30 de junio de 1891.

Depósito para náufragos en Puerto Carnley

Foto de https://upload.wikimedia.org

 

1895 “Marie Alice”

Bricbarca francesa de tres palos (otras fuentes hablan de goleta de gavias) de acero de 64 metros de eslora y 999 toneladas netas de arqueo y 1.114 bruto. Construida en los Ateliers & Chantiers de La Loire de Nantes en 1889.

Zarpó el 12 de febrero de Sidney, al mando del capitán Ancelin, cargada de lana con destino a Amberes. Nunca más se supo de ella ni de su tripulación.

Los restos no identificados de un buque de acero encontrados en las proximidades de la Punta Norte de Auckland Island y la información disponible sustentan la hipótesis de que el pecio pertenece a la “Marie Alice”.

Noticia del periódico Auckland Star de 24 de octubre de 1895

 

1905 “Anjou”

Bricbarca francesa de acero de 2069 GRT, 80,3 metros de eslora y 11,9 m de manga, construida en Nantes en 1899. Propiedad de la Societé de Navigation Raoul Guillon et Cie. Capitán A. Le Tallec. 22 tripulantes.

Silueta de una bricbarca de 3 mástiles

Dibujo de https://maritimemuseum.novascotia.ca

 

El 5 de febrero de 1905, con niebla y en ruta entre Sidney y Falmouth con una carga completa de trigo, el “Anjou” se empotró contra unas rocas próximas a Bristow Point, en la costa suroeste de la isla Auckland.

Tras lanzar al agua el primero de los botes que resultó destruido, el capitán ordenó permanecer a bordo. Al amanecer se botaron los botes restantes y los 22 tripulantes llegaron a tierra sanos y salvos.

El día 7 descubrieron uno de los indicadores y los náufragos se dirigieron a Camp Cove, en el lado oeste de Carnley Harbour.

Allí se refugiaron en el cobertizo para botes existente y se dedicaron a la caza de otarios y pájaros, así como a la recolección de moluscos.

Tardaron tres días en descubrir el depósito para náufragos, donde encontraron comida y una nota informativa sobre las visitas regulares de un vapor del gobierno de Nueva Zelanda. La tripulación construyó cabañas adicionales con arbustos y matas de hierba a la espera del rescate. Para no quedarse sin provisiones, complementaron su dieta con los animales que podían cazar.

Tras casi tres meses, el 7 de mayo el capitán John Bollons fondeó el “NZGSS Hinemoa” en Camp Cove y rescató a los náufragos.

 

1907 “Dundonald”

Una bricbarca de cuatro palos de acero de 2.205 toneladas (GRT), construida por Workman, Clark & Co. Ltd. en Belfast, Irlanda del Norte, RU en 1891. Tenía 86,6 metros de eslora por 12,8 de manga y 7,4 metros de calado máximo. Su último propietario fue Kerr, Newton & Co. De Glasgow, Escocia, RU y su capitán J.T. Thorburn.

The 'Dundonald' at Bristol, on River Avon [PRG 1373/16/83]

Foto extraida de https://collections.slsa.sa.gov.au

 

El 6 de marzo de 1907, en ruta entre Sidney, Australia y Falmouth, Inglaterra con un cargamento de trigo, durante un fuerte chubasco, naufragó en la costa WSW de Disappointment Island (unas millas al W de la isla mayor).

Ilustración de ANMM The Commons

Four masted barque DUNDONALD of Kerr, Newton & Co

 

Se ahogaron 12 tripulantes, incluido el capitán y su hijo. El primer oficial murió dos semanas más tarde de frío y debilidad. El barco no se hundió completamente hasta pasadas unas horas, pero el mástil mayor quedó fuera del agua casi doce días con lo que pudieron salvar las velas envergadas y parte de la jarcia de labor.

Los tres primeros días sólo comían mollymawks* crudos, hasta que consiguieron secar las cerillas salvadas y hacer un fuego que mantuvieron constantemente encendido durante más de siete meses.

Las tiendas que habían armado al principio con las velas para protegerse del frío y la lluvia, no podían resistir las constantes tormentas. En la isla no había árboles, así que excavaron hoyos en el suelo y los cubrieron con la madera del único arbusto leñoso de la isla −Veronica elliptica−, cesped y matas de hierba. Tallaron cucharas, anzuelos y otros utensilios de dicho arbusto con sus navajas.

Su dieta básica consistía en pájaros asados, sobre todo mollymawks y ocasionalmente lobos marinos, que cocían en un horno de barro que fabricaron. Para prevenir el escorbuto comían raíces de una especie de col marinaStilbocarpa polaris− conocida de antiguo por los loberos y pescadores.

Foto de https://www.parks.tas.gov.au

 

Con la piel de los otarios confeccionaron calzado para los náufragos descalzos, pero antes tuvieron que fabricar agujas con huesos afilados y agujereados y elaborar hilo o cordel con fibras vegetales.

Exploraron concienzudamente la pequeña isla, de unos 3,2 x 1,3 kilómetros, que era muy abrupta y con una altura máxima de 318 metros.

Sabían que en la isla principal había depósitos de víveres para náufragos, así que una vez instalados razonablemente, empezaron a fabricar un coracle. Primero construyeron un armazón del mencionado y retorcido arbusto, amarrándolo con alambre proveniente de la jarcia del barco a modo de esqueleto, como en un currach irlandés.

Supervivientes a bordo del barco salvador, junto al armazón de su coracle

Foto de https://mebooks.co.nz/

 

Después cosieron pedazos de vela al armazón para recubrirlo e impermeabilizarlo (en la medida de lo posible).

En uno de los escasos días de buen tiempo, tres de los náufragos se embarcaron en el currach y navegaron unas cinco millas hasta la costa W de Auckland, pero fracasaron en el intento de localizar los depósitos, así que volvieron a la isla Disappointment el 9 de agosto.

Construyeron un segundo bote que se destrozó al botarlo, pero nunca se rindieron. En octubre construyeron un tercer coracle y cuatro hombres cruzaron hasta la isla que da el nombre al archipiélago. Al desembarcar, la embarcación se desfondó y, lo que es peor, se les apagó el fuego que llevaban. No obstante, esta vez, a la cuarta mañana de dura marcha abriéndose paso hasta el otro lado de la isla por entre la densa maleza, encontraron el depósito de Puerto Ross y un bote sin velas.

En el depósito había ropa de abrigo, carne enlatada, galleta marina, un viejo trabuco y una nota advirtiendo que el “Tutanekai” había estado allí el 1 de febrero y que otro barco gubernamental recalaría en 6 meses. Desgraciadamente, el depósito había sido despojado del café, te, azúcar y mantequilla.

Los infatigables náufragos hicieron una vela con sus viejas ropas, cargaron el bote con todas las provisiones y se hicieron a la mar de regreso a la isla Disappointment.

Los 16 supervivientes se trasladaron en dos viajes hasta la isla principal. Estuvieron en todos los depósitos y una partida navegó hasta Enderby Island para cazar conejos y cerdos con el trabuco.

Fueron rescatados, casi 8 meses después del naufragio, por el “GSS Hinemoa”.

From the album: [1907 Sub-Antarctic Expedition]; circa 1908; North, W. November 1907, Auckland Islands, by Samuel Page. Te Papa (O.007020)

Imagen extraída de https://collections.tepapa.govt.nz

 

Tras dos décadas sin registro de ningún naufragio, la armada de Nueva Zelanda dejó de mantener los depósitos para náufragos, como consecuencia de la desaparición progresiva de los grandes veleros, la introducción de la T.S.H. y la mayor precisión de las cartas náuticas.

Román Sánchez Morata 27-03-2018

*mollymawks: Pequeños albatros del Mar de Tasmania y aguas de las Islas Auckland y Antípodas.

Mapa de De Johantheghost - Trabajo propio, CC BY-SA 3.0

https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=543534

Mapa del archipiélago de alta resolución y ampliable

 

Flora & Fauna of Auckland Islands

 

Plants on New Zealand's subantarctic islands

 

Un artículo con extraordinarias fotografias de la Isla Adams

 

El archipiélago de Tierra de Fuego y la navegación

 

Ir al Índice de "Lugares e Ínsulas"

Fuentes:

https://en.wikipedia.org

https://ca.wikipedia.org

https://www.doc.govt.nz

https://es.wikipedia.org

Island of the Lost: Shipwrecked at the Edge of the World by Joan Druett

https://blogdebanderas.com

https://www.stuff.co.nz

https://www.nzgeo.com

https://www.shipstamps.co.uk

https://www.wrecksite.eu

https://teara.govt.nz

https://trove.nla.gov.au

https://www.aberdeenships.com

https://commons.wikimedia.org

https://alchetron.co

https://ortho.linz.govt.nz

https://www.odt.co.nz

https://www.familytreehq.com/blog

https://archive.li/IXIFk

https://www.shipstamps.co.uk

https://nzetc.victoria.ac.nz

https://www.newspapers.com

https://paperspast.natlib.govt.nz/newspapers

https://www.nzbirdsonline.org.nz

https://mebooks.co.nz